3 de enero de 2014 / 03:13 a.m.

Bangkok.- Organizaciones religiosas y sociedad civil no musulmana en Malasia criticaron el decomiso de 350 biblias por parte de las autoridades islámicas del país por utilizar la palabra "Alá" para referirse a "Dios", informó hoy la prensa local. El Departamento de Asuntos Islámicos de Selangor, estado al que pertenece Kuala Lumpur, incautó ayer las biblias en las versiones en las lenguas locales bahasa e iban en la sede de la Sociedad de la Biblia de Malasia, indicó el diario "The Star". La medida fue tomada en base a la ley sobre religiones no islámicas de Selangor, que persigue prevenir la propagación de otras religiones entre los musulmanes, según indicó el presidente de la Sociedad, Lee Min Choon, que tuvo que acudir a comisaría a declarar. Lee dijo que su organización recibió garantías del Gobierno malasio para importar estas biblias, cuya distribución está permitida en los estados de Sabah y Sarawak, en la isla de Borneo, y que llevan en portada la advertencia "publicación cristiana", tal como obliga la ley en la región peninsular del país. El Consejo de Iglesias de Malasia recordó que la Constitución federal garantiza a las comunidades religiosas el derecho de administrar su propios asuntos y pidió la intervención del primer ministro y del parlamento estatal para prevenir nuevos decomisos. La organización calificó de ilegal la acción de las autoridades islámicas por considerar que esta no tiene derecho de inspección en establecimientos de religiones no musulmanas, según el portal "The Malaysia Insider". La asociación de abogados no musulmanes -donde están representados budistas, cristianos, hinduistas, taoístas y sikhs- sostuvo el mismo argumento, acusando a la autoridad islámica de actuar más allá de su autoridad y de infringir los derechos de los no musulmanes. El presidente del Departamento de Asuntos Islámicos de Selangor, Ahmad Zaharin Mohd Saad, dijo la semana pasada que instaría a todas las iglesias del estado a respetar la ley que prohíbe a los no musulmanes el uso de "Alá" y otras 34 palabras de origen árabe. El uso de la palabra "Alá" por los cristianos malasios e indonesios se remonta a la traducción del hebreo "Elohim" (Dios) como "Alá" en la versión malaya de la Biblia por el misionero Francisco Javier, quien viajó por tierras asiáticas en el siglo XVI. El enviado del Vaticano en Malasia, el arzobispo Joseph Marino, tuvo que pedir disculpas a las autoridades malasias tras declararse en julio a favor de que los cristianos puedan utilizar "Alá" en sus biblias o textos religiosos. En octubre, el tribunal de apelación negó a un periódico católico el permiso para utilizar la palabra "Alá", tras aceptar un recurso del Gobierno contra una sentencia previa del Tribunal Supremo, cuya autorización provocó una oleada de violencia contra iglesias cristianas por parte de grupos radicales. Cerca del 60 por ciento de los 28 millones de malasios practica el islam, en su mayoría moderado, mientras que el resto profesa el budismo (19%), cristianismo (9%), hinduismo (6%), taoísmo (2,6%) y religiones minoritarias.

 

EFE