AP
16 de julio de 2015 / 03:52 p.m.

Berlín. — Angela Merkel está en el ojo del huracán por una rara respuesta que dio a una joven refugiada que terminó llorando por las declaraciones de la canciller alemana sobre darle asilo a su familia.

Un video del encuentro del miércoles en la tarde muestra a la niña palestina diciendo a Merkel que su familia ha esperado durante años un permiso para permanecer en Alemania.

Merkel dijo a la jovencita que ella era "una persona increíblemente agradable", pero que Alemania no puede acomodar a todos los inmigrantes, por lo que "algunos tendrán que regresar a casa". Dijo que el gobierno sólo puede prometer acelerar las decisiones.

Cuando la niña comienza a llorar, Merkel se le acerca diciendo que quiere "darle una palmada".

Inmediatamente se extendieron por las redes el hashtag de Twitter #merkelstreichelt (#MerkelAcaricia) y el video del diálogo entre Merkel y una niña de unos 10 años. La menor, identificada como Reem, viene de Líbano y ha vivido en Alemania durante cuatro años, pero su familia podría ser obligada a salir del país.

Katrin Goering-Eckardt, legisladora del Partido Verde en la oposición, opinó en un tuit que "los errores en las políticas de refugio de gobierno no pueden resolverse con palmadas".