20 de mayo de 2013 / 07:24 p.m.

Seis indígenas del municipio serrano de San Mateo Yucutindo, se amarraron a grandes cruces de madera que fueron ubicadas frente a la sede del palacio de Gobierno para exigir un alto a la violencia y a las invasión armadas de su territorio por parte de pobladores de Santiago Amoltepec, con quienes enfrentan un conflicto de límites.

Los inconformes apoyados por el diputado petista y ex Consejero de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, Flavio Sosa, urgen se integre un cuerpo de paz, tipo “Cascos Azules”, para garantizar el orden, la seguridad y un desarme en la zona.

En tanto, el presidente municipal de Yucutindó, Valentín Barrios Sánchez denunció que de 1998 a la fecha se han registrado 20 homicidios derivados del conflicto agrario con Amoltepec.

Solicitó la intervención del Secretario de Seguridad Pública, Marco Tulio López Escamilla para desactivar la violencia en la zona y por la seguridad de los pobladores y precisó que recientemente se entrego una carta en la Secretaría de Gobernación para urgir el arribo de las fuerzas federales a la zona.

El munícipe reportó que las invasiones de su territorio son constantes y permanentes y recriminó que el gobierno y la policía estatal ofrezca seguridad para abrir brechas y colocar mojoneras ilegales en la zona en conflicto.

Asimismo, indicó que el gobierno estatal protege al edil de Amoltepec, Pedro Luis Jiménez, quien recientemente fue víctima de un atentado, denunciando que mucha de la violencia generada en la zona ha sido provocada por la mala administración del munícipe.

Adelantó que este martes instalarán un plantón en la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), mientras que el miércoles, cientos de habitantes partirán de Yucutindó a la capital del país, para demandar la intervención del gobierno federal al problema social

 — OSCAR RODRÍGUEZ