7 de febrero de 2015 / 10:36 p.m.

Rayados se encuentra en estado crítico. El corazón da débiles latidos y los pocos ápices de vida que muestra este Monterrey no son suficientes para que el paciente en cuestión pueda volver a caminar.

Cruz Azul pasó de ser un aluvión a un rival que sólo aceleró cuando fue necesario. Y esto fue suficiente para dejar fuera de combate a los del Cerro de la Silla. Una pared entre Christian Giménez y 'Alemao' fue suficiente para destroncar a los albiazules.

El Monterrey intentó suplir la ausencia de Dorlan Pabón con Lucas Silva como eje de ataque y, a su espalda Edwin Cardona; más lo que pudieran aportar Neri Cardozo y Pablo Barrera por las bandas. Sin embargo, ninguno de los cuatro pudo pesar al frente.

Atrás, el cuadro bajo albiazul sufrió más de la cuenta. Los ofensivos de La Máquina se cansaron de exhibir a los defensivos rayados, haciendo ver muy corto el 1-0 que consiguió el 'Chaco' sobre los 22'.

Cuando parecía que Rayados podría llevarse un marcador de escándalo para el complemento. Incluso, el equipo tardó en regresar al campo. Sin embargo, los Celestes bajaron drásticamente las revoluciones.

Esto no evitó que los regios pudieran levantar. Pasará a la historia la pifia de Juan de Dios Ibarra, quien no pudo controlar un balón proveniente de un saque lateral.El Monterrey no levanta, el estado es crítico y el técnico Carlos Barra es consciente de ello. Cruz Azul, por su parte, no tuvo que batallar para alargar su histórica racha sin gol en contra.

GERARDO SUÁREZ