22 de enero de 2013 / 12:28 a.m.

El secretario general Alejandro Sánchez Camacho dijo que se trata de la reproducción del Pronasol implementado por Carlos Salinas de Gortari en su momento.

 Ciudad de México • La cruzada contra el hambre no es más que un programa asistencialista, que no resuelve la pobreza, que afecta a 52 millones de ciudadanos en el país, denunció el secretario general del PRD, Alejandro Sánchez Camacho.

Sostuvo que se trata de la reproducción del Pronasol implementado, en su momento, por Carlos Salinas de Gortari, pues se pretende atender la creciente pobreza que la propia política neoliberal genera.

En un comunicado, el perredista alertó sobre el inminente uso electorero y clientelista que se le dará a esta cruzada, con la que Enrique Peña Nieto sólo pretende mejorar su imagen, salir en la foto de los periódicos armando un espectáculo publicitario, con miras a taparle el ojo al macho.

"Detrás de toda esta puesta en escena, se pretende ocultar las verdaderas intenciones de imponer el IVA a medicinas y alimentos", advirtió el secretario general del PRD.

Opinó que mientras se busca gravar a la mayoría con impuestos injustos, no se dice nada sobre la revisión de los regímenes especiales ni la enorme concentración de la riqueza de unos cuantos, que al evadir o eludir impuestos, impiden que la riqueza que producimos todos los mexicanos, tenga una mejor distribución.

"Nos quieren dar atole con el dedo, la derecha, ya sea PRI o PAN, cada sexenio anuncia con bombo y platillo programas para terminar con la pobreza, y al final del sexenio estamos igual o peor".

Agregó que "para muestra basta un botón" y así lo demuestran las estadísticas de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) difundidas hoy en los medios de comunicación, en las que se señala que hay casi 15 millones de mexicanos en la indigencia.

"Dónde está el combate a la pobreza, dónde están los resultados, no los vemos".

En opinión de Sánchez Camacho, el modelo neoliberal no ha funcionado, es causante de estos 15 millones de mexicanos que están en la pobreza.

"Debemos cambiar el modelo económico, crear fuentes de trabajo, apoyar de manera efectiva el campo, garantizar un salario digno y destinar más recursos para la educación", consideró.

LILIANA PADILLA