19 de abril de 2013 / 08:19 p.m.

Tuxtla Gutiérrez • La secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, aseguró que la Cruzada Nacional contra el Hambre es no solo tarea del gobierno, sino también de toda la sociedad.

En el inicio de acciones desde Chiapas, y acompañada por el presidente Enrique Peña Nieto, el ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva y el gobernador de la entidad, Manuel Velasco, la titular de Sedesol dio cuenta de los avances logrados hasta el momento el programa.

Dijo que a casi tres meses de iniciada, la Cruzada Nacional contra el Hambre tiene como estrategia incorporar la participación social y la inclusión productiva.

Mencionó que ya ha sido instalada la comisión intersecretarial, con 70 programas en los 400 municipios de la cruzada.

"Esta comisión empezó a trabajar en dos municipios a manera de piloto, y las acciones también ya se emprendieron en los municipios prioritarios de la cruzada nacional contra el hambre", dijo Robles.

"Se instituyó también el consejo nacional de la Cruzada Nacional contra el Hambre con miembros de la sociedad civil y con académicos y profesionales", dijo Rosario Robles, además, afirmó que este esfuerzo se ha firmado con 21 gobernadores del país, "a fin de no duplicar esfuerzos".

"Esta causa nos hermana y es de todos y está por encima de cualquier diferencia partidaria", aseveró la titular de Sedesol.

Dijo que se han firmado convenios para apoyar a la cruzada con universidades públicas y privadas, destacando la UNAM, el Politécnico, la UAM y el Tecnológico de Monterrey, así como también se han integrado jóvenes brigadistas y voluntarios en las comunidades.

Rosario Robles finalizó "Su legado (presidente Enrique Peña Nieto), será menos hambre para México, ese será su legado señor presidente, y menos hambre significa libertad e igualdad".

Redacción