AP
25 de enero de 2016 / 09:04 p.m.

YAUNDE, Camerún.- Al menos 35 personas murieron y 65 resultaron heridas el lunes cuando cuatro atacantes suicidas detonaron sus bombas en el extremo norte de Camerún, cerca de la frontera con Nigeria, informaron las autoridades locales.

Las autoridades responsabilizaron de los atentados al grupo extremista nigeriano Boko Haram y aseguraron que los atacantes llegaron al país desde Nigeria. En respuesta, soldados cameruneses realizaron operativos en Nigeria, desde la población de Achigashia, matando a por lo menos 17 insurgentes, según informó el Ministro de Comunicaciones de Camerún, Issa Tchiroma Bakary.

"Los atacantes suicidas fueron llevados a Camerún por combatientes de Boko Haram", dijo Bakary. "Debemos rastrearlos donde quiera que estén".

Dos de los atentados suicidas se efectuaron en el mercado de la localidad fronteriza de Bodo y otros dos atacantes detonaron sus explosivos dentro de la localidad, comentó el gobernador de la región, Midjiyawa Bakari. Los heridos fueron trasladados a un hospital en la ciudad de Kousséri, en el norte del país.

Atacantes suicidas han matado a decenas de personas en la región durante el último mes. El 18 de enero, un atacante suicida de 14 años detonó sus explosivos en una mezquita de la zona, matando a cuatro personas, en lo que fue el quinto ataque contra una mezquita de Camerún en menos de un mes.

Los combatientes de Boko Haram comenzaron a incrementar su ofensiva sobre los países vecinos de Camerún, Níger y Chad a inicios del año pasado, debido a que dichas naciones contribuyen a los esfuerzos por doblegar al grupo extremista.

Boko Haram se unió al grupo Estado Islámico en marzo. El lunes, la agencia de noticias vinculada al Estado Islámico, Amaq News Agencia, colocó un mensaje reportando los atentados en el norte de Camerún, según el Grupo de Inteligencia SITE, que monitorea los sitios yihadíes en internet. El mensaje de los ataques en Bodo fue contra "reuniones de milicias aliadas con el ejército que opera en la frontera con Nigeria".

La insurgencia de seis años de Boko Haram ha cobrado la vida de unas 20 mil personas y ha desplazado a unas 2,3 millones de personas, según información de Amnistía Internacional y Naciones Unidas.