AP
11 de julio de 2016 / 04:54 p.m.

La Habana.- Cuba abrió una tienda que permite comprar mercaderías en grandes cantidades, aliviando la presión de los pequeños comercios minoristas que surten a la población en general, aunque aún la isla no cuenta con un mercado mayorista para los emprendedores.

Instalada en la residencial barriada de Miramar, al oeste de la ciudad la tienda llamada "Zona +", es una nave pintada de blanco a donde en góndolas hasta el techo se pueden ver latas enormes de tomates, conservas de maíz, café, papel sanitario, aceite por galones o envases para comida, constató la AP.

El panorama que podría ser usual en muchas ciudades latinoamericanas o norteamericanas es una rareza en Cuba, a donde no existe el mercado mayorista y los pequeños mercaditos estatales que dan servicio a la población cuentan con una o dos marcas de los productos.

"El lugar es bonito, la atención buena, pero sigue siendo el mismo precio de los minoristas. La verdad no resuelve nuestros problemas", expresó a la AP, Naidi Carrazana, la propietaria de una pequeña cafetería el municipio de Playa que recorría el negocio con un carro lleno de cajas de cartón envueltas en plástico grueso de cerveza, refrescos y aguas embotelladas.

"Espero que sea como la semilla de un mercado mayorista donde podamos comprar con precio diferenciado los cuentapropistas (trabajadores independientes)", indicó Carrazana. "Eso sí, un lugar como este permite adquirir la mercadería en formato grande y es una facilidad para nosotros y un beneficio para la gente".

Los miles de emprendedores que en los últimos años abrieron cafeterías, comedores y restaurantes --aquí llamados paladares-- se ven obligados a acudir a los mismos pequeños mercados que la población en general, acaparando muchas veces los productos y provocando la pérdida de mercancías en las góndolas, pues compran en grandes cantidades para sus negocios aceite, pasta de tomate, harina o pollo.

Zona + fue abierta la semana pasada y permite adquirir una cantidad ilimitada de los productos a cualquier persona, confirmó el gerente del local, Javier Muñoz, quien no proporcionó declaraciones por no estar autorizado para hablar con periodistas por parte de Cimex, la corporación estatal dueña del espacio.

Más allá de la facilidad de comprar en gran formato, los precios no reflejaron beneficios al por mayor. Por ejemplo, un kilo de café "Serrano" tostado y molido de kilogramo costaba los mismos 14 cuc (igual en dólares) en esta tienda que en otras del centro histórico.

Empleados dijeron que la tienda había tenido en su primera semana gran aceptación a pesar de que no se publicitó su apertura, al punto que el viernes pasado una persona vino con un vehículo y compró 50 latas de tomates de 3 kilogramos para un restaurante; también aseguraron que se preparan locales como estos en varios puntos de la ciudad que aliviarán la presión de compra hacia los pequeños mercados.

En Cuba el único abastecedor mayorista e importador es el Estado y un mercado a precios preferenciales para los emprendedores que se incrementaron al calor de las reformas iniciadas por el presidente Raúl Castro hace seis años es uno de los reclamos más usuales de estos.

Con el inicio de las reformas, el gobierno prometió abrir comercios mayoristas para los emprendedores.

Un reporte oficial de abril de 2016 indicó que al mes de marzo se registraban 507.342 trabajadores independiente de estado, la mayoría --no especificada-- eran elaboradores y vendedores de alimentos, seguido por los transportistas de pasajeros.

Según este informe había en la isla 4,8 millones de personas ocupadas de los cuales el 29% laboraban para el sector no estatal sea en cooperativas agropecuarias y no agropecuarias o emprendedores y sus empleados.