MILENIO DIGITAL
22 de febrero de 2017 / 10:50 a.m.

WASHINGTON.- El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, afirmó que las autoridades de Cuba le negaron visado para una visita en la que debía recibir un premio otorgado por una organización de la disidencia.

"Mi solicitud de visa para el pasaporte oficial de la OEA fue denegada por el Consulado de Cuba en Washington", sostuvo Almagro en una carta a la organizadora de la premiación, Rosa María Payá, hija del disidente Oswaldo Payá, muerto en 2012.

En el texto, el líder de la OEA dijo que el cónsul cubano en Washington indicó el jueves pasado que "no nos iban a otorgar la visa" y que el motivo de la visita era considerado "una provocación inaceptable" por las autoridades cubanas.

El ex presidente mexicano Felipe Calderón y la ex ministra chilena Mariana Aylwin también aseguraron que las autoridades cubanas les negaron la visa para asistir a un acto en el cual un grupo disidente pensaba entregar un premio a Almagro.

A través de mensajes en sus cuentas de Twitter, Calderón y Aylwin protestaron por la decisión de la isla, mientras el gobierno cubano se mantenía en silencio.

"Lamentablemente no podré estar con Uds en el homenaje a tu admirado padre. Inmigración de Cuba solicitó que no me documenten", señaló Calderón en un tuit dirigido a Rosa María Payá, la hija del disidente Oswaldo Paya, quien murió en un accidente automovilístico en julio de 2012 y en cuyo honor creó un premio para reconocer -desde su perspectiva- la lucha contra abusos de gobiernos de la región.

"Más allá del hecho personal, la decisión de impedir viajar y realizar la entrega de un premio, viola principios democráticos fundamentales", escribió por su parte la ex ministra e hija del expresidente Patricio Aylwin en la misma red social.

No es la primera vez que Cuba deniega visas a ex funcionarios extranjeros (e incluso empleados oficiales en funciones) que pretendían llegar a la isla para actos políticos opositores o realizar supervisiones en la nación caribeña.

Sin embargo, sí es la primera ocasión que se le niega el acceso a un ex presidente mexicano.

Rosa María Paya, quien llegó de Estados Unidos la semana pasada, dijo que con o sin la presencia del secretario de la OEA se hará la entrega del galardón en la casa a donde vivía su padre en esta capital.