19 de septiembre de 2014 / 03:40 p.m.

La Habana.-El gobierno de Cuba anunció el paso 'gradual y ordenado' de los servicios gastronómicos, que controla el Estado casi en un 70 por ciento, al emergente sector privado en la isla caribeña.

La viceministra de Comercio Interior, Ada Chávez, señaló que la nueva política aprobada pretende extender por toda la nación la gestión de los servicios gastronómicos por formas no estatales.

Chávez explicó ese proyecto, parte de las reformas del gobierno del presidente Raúl Castro, a los delegados del VI Congreso Latinoamericano y del Caribe sobre Calidad e Inocuidad de los Alimentos que concluye este viernes.

Precisó que la decisión responde al proceso de 'actualización' del modelo económico, que incluye la ampliación del trabajo por 'cuenta propia' (privado) en el que laboran en la actualidad 471 mil 085 personas en diversos sectores.

Dijo que la 'modernización' busca servicios 'con la calidad y seguridad que merece el pueblo cubano y los turistas que nos visitan', en un implícito reconocimiento de la ineficacia del centralismo económico estatal.

En marzo de 1968, el gobierno cubano confiscó casi 60 mil pequeños establecimientos, en el marco de la denominada 'Ofensiva Revolucionaria', bajo la consigna de lucha contra el capitalismo.

Comercios de víveres (bodegas), carnicerías, bares, establecimientos de comida (restaurantes, friterías, cafeterías, etc.), lavanderías, barberías, reparadoras de calzado, talleres de mecánica automotriz, artesanías y carpinterías pasaron a control estatal pero muchos hoy retornan al sector privado tras las reformas al modelo.

Según estadísticas oficiales, en la Isla el 68 por ciento de los establecimientos vinculados al sector son administrados por el Estado, mientras que solo el 11 por ciento (mil 260) lo gestionan cuentapropistas y cooperativas, de un universo total que supera las 11 mil unidades.

Unos 57 mil trabajadores por cuenta propia laboran en cafeterías de alimentos ligeros, cafeterías con comida, restaurantes y la nueva modalidad de servicio de alimentos a domicilio.

Chávez aclaró que la nueva política mantendrá la propiedad estatal sobre los medios fundamentales de producción, como los inmuebles, aunque podrán ser arrendados o vendidos equipos, útiles y herramientas.

De acuerdo con el cronograma pactado, en la actualidad se encuentran en fase de conformación las normas para implementar la política, proceso que debe culminar antes de diciembre de 2014.

Por otra parte, el ministerio de Trabajo y Seguridad Social informó que el número de trabajadores contratados en el sector no estatal en Cuba asciende a 99 mil 395, por lo que constituye la modalidad más representativa del sector por cuenta propia.

Según la fuente, hasta el séptimo mes laboraban en el país 471 mil 085 'cuentapropistas', en especial en la elaboración y venta de alimentos y en el transporte de cargas y pasajeros.

Esas actividades son las que concentran, en lo fundamental, a los contratados por personas naturales, y a los que el gobierno ha prometido protección jurídica y justas relaciones con sus empleadores a partir del nuevo Código de Trabajo.

FOTO: APNOTIMEX