24 de enero de 2014 / 10:33 p.m.

La Habana.- Cuba reiteró hoy su negativa a regresar a la Organización de Estados Americanos (OEA) y argumentó que la visita a este país del secretario general de ese organismo, José Miguel Insulza, responde a una invitación de cortesía diplomática.

El canciller cubano Bruno Rodríguez aseguró este viernes que la posición de La Habana se mantiene invariable, ya que la OEA, en su opinión, ya "tiene una carga histórica negativa como instrumento de dominación de Estados Unidos".

Rodríguez inauguró este viernes la Sala de Prensa que cubrirá la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), programada para sesionar los próximos días 28 y 29.

Cuestionado sobre si Insulza, primer secretario general de la OEA que visita Cuba en más de medio siglo, se reunirá con dirigentes cubanos, el canciller respondió que "como invitado internacional hará lo mismo que los demás invitados internacionales".

"Su presencia obedece a la práctica de la Celac, integrada por 33 países, de tener un número de invitados internacionales y Cuba lo ha honrado de manera diplomática y cortés". indicó.

Según el programa, los mandatarios inaugurarán la Cumbre el 28 de enero en la mañana y luego tendrán un encuentro a puertas cerradas.

Ese mismo día serán recibidos en el Palacio Presidencial de Cuba, en la Plaza de la Revolución, por el presidente Raúl Castro.

Rodríguez se abstuvo de precisar cuántos jefes de Estado y de gobierno han confirmado su asistencia a la Cumbre, pero indicó que se prevé asistan a la inauguración del puerto y de la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, a unos 45 kilómetros al oeste de La Habana.

El canciller dijo que la Celac es una organización regional de América Latina y el Caribe, en alusión a que no están presentes Estados Unidos y Canadá, u otros países desarrollados.

Sin embargo, aclaró que la Celac tiene la disposición de mantener una comunicación normal y basada en el respeto a la soberanía, tratada como socio igual, con esas otras naciones del planeta.

Dijo que América Latina y el Caribe "han cambiado mucho en las últimas décadas" y hoy "han fracasado" los intentos de aislar a Cuba.

"Lo único aislado es la política de Estados Unidos" hacia esta nación insular del Caribe, afirmó.

En su conferencia de prensa, aseguró que la Celac, que inicia mañana aquí en su segmento de coordinadores nacionales, será un paso adelante en la consolidación de ese espacio de unidad y soberanía regional, con reconocimiento a la diversidad.

Opinó que para los jefes de Estado y de gobierno será un reto cómo encarar de manera conjunta el flagelo de la desigual distribución de la riqueza en la región, el hambre y la pobreza, temas centrales del cónclave.

Adelantó que la Declaración de La Habana tiene un amplio consenso y se ajusta a otra treintena de documentos o comunicados especiales que refrenderán las posturas de la Celac sobre asuntos de trascendencia regional e internacional.

Con esta cumbre, Cuba culminará su año de gestión como presidente "pro témpore" al frente de este organismo y entregará la jefatura de la Celac a Costa Rica, que la ocupará durante 2014.

A la cita, que transcurrirá en el recinto ferial de Pabexpo, 20 kilómetros en el oeste de esta capital, han sido acreditados, según cifras oficiales, 465 periodistas de 194 medios de difusión procedentes de 29 países y 229 informadores cubanos.

NOTIMEX