reuters
26 de noviembre de 2016 / 04:30 p.m.

LA HABANA.- Cientos de estudiantes cubanos se reunieron el sábado en la Universidad de La Habana para comenzar a rendir homenaje al fallecido ex presidente Fidel Castro, en el primero de los nueve días de luto decretados por el Gobierno comunista.

El presidente Raúl Castro, hermano menor y sucesor del histórico líder, dijo el viernes en la noche por la televisión estatal que Fidel había muerto a las 10:29 de la noche. No precisó la causa de su fallecimiento.

Las banderas cubanas fueron colocadas a media asta y se cancelaron los espectáculos públicos y los conciertos. Los restos de Castro serán cremados y sus cenizas recorrerán la isla hasta ser depositadas en un funeral señalado para la mañana del 4 de diciembre en Santiago de Cuba.

En la Plaza de la Revolución de La Habana y en una similar pero en la oriental ciudad de Santiago de Cuba, están previstas grandes manifestaciones. Fidel Castro falleció a los 90 años.

"Fidel no está muerto porque la gente es Fidel, yo soy Fidel", exclamó el líder estudiantil Raúl Alejandro Palmero en una manifestación organizada en la Universidad de La Habana.

"Fidel puso a Cuba en el mapa e hizo de Cuba un paradigma", señaló Palmero, rodeado de estudiantes que vestían pantalones vaqueros y camisetas blancas.

En la Universidad de La Habana, el alma mater de los hermanos Castro, los estudiantes mostraban enormes banderas cubanas. "Viva Fidel, Viva Raúl", corearon con fuerza.

Fidel Castro estudió la carrera de Derecho en la Universidad de La Habana a finales de los años 40 y principios de los 50.

La alta casa de estudios se convirtió por esa época en un hervidero de la izquierda política que llevó al derrocamiento en 1959 del presidente Fulgencio Batista, cuyo gobierno estuvo respaldado por Estados Unidos.

La televisión estatal cubana dijo que otras organizaciones estudiantiles y de mujeres habían organizado manifestaciones para recordar y mostrar apoyo a Castro.

El ex mandatario cubano desapareció mayormente del ojo público luego de que en 2006 sufrió una infección intestinal que lo colocó al borde de la muerte. Fue reemplazado en el poder por su hermano Raúl oficialmente en el 2008.

"Esta es una noticia que nadie está preparada para escuchar, especialmente sobre el Comandante Fidel", dijo Rosario García en una calle de La Habana. (