NOTIMEX
18 de diciembre de 2016 / 01:37 p.m.

MIAMI.- Un total de 51 cubanos arribaron hoy en tres grupos a los Cayos de Florida, en lo que analistas creen que es una nueva oleada migratoria motivada por la muerte de Fidel Castro y la posibilidad de que Donald Trump cambie las leyes migratorias.

El primer grupo compuesto por 11 personas llegó a tierra antes de las 06:00 de la mañana en Tavernier, mientras otro grupo de 22 desembarcó minutos después en Cayo Hueso, y un tercer grupo integrado por 18 inmigrantes cerca de Big Pine, según las autoridades.

Estos inmigrantes se suman a otro medio centenar que llegó durante la semana, entre ellos 41 en un sólo grupo a cayo Marquesa el jueves, uno de los más grandes que se registran hasta el momento, y otros nueve que llegaron el lunes a Cayo Largo.

Aunque la llegada de cubanos al sur de Florida no es inusual, lo que sorprende es el gran tamaño del grupo de 41. Regularmente los grupos que cubanos que llegan son de entre 10 y 20.

“La salida de cubanos se va a incrementar”, advirtió al respecto Pedro López, presidente del Partido Liberal Cubano, un grupo del exilio cubano.

López cree que el éxodo de cubanos seguirá aumentando tras la muerte de Fidel Castro y la falta de esperanza en la isla, así como el temor de que con la llegada de Donald Trump a la presidencia cambien las leyes migratorias estadunidenses para los isleños.

“El cubano va a querer utilizar lo que cree que son sus últimos días para poder llegar a Estados Unidos”, advirtió López en declaraciones a Notimex.

De acuerdo con las autoridades de la Guardia Costera, desde el restablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, ha habido un aumento en los intentos de los migrantes cubanos de llegar al sur de Florida.

Casi tres mil cubanos intentaron salir de la isla por mar entre octubre de 2015 y abril de este año.

En los primeros 11 meses del año fiscal 2016 más de 50 mil cubanos han llegado a Estados Unidos, un 25 por ciento más que el año anterior.

Sin embargo, la mayoría de ellos entraron al país a través de la frontera de México.

Los cubanos que tocan suelo estadunidense suelen permanecer bajo la política de pies secos/pies mojados, mientras que los que son interceptados en el mar suelen ser regresados a Cuba.

Pero eso podría cambiar en enero una vez que tome posesión el presidente electo Donald Trump, quien se ha declarado contra la migración ilegal.

El profesor Jaime Suchlicki, del Instituto de Estudios Cubanos de la Universidad de Miami, dijo en un reciente encuentro sobre el tema cubano que Trump podría optar por poner fin a la política de pies secos/pies mojados y la Ley de Ajuste Cubano.

Esta ley permite a los cubanos quedarse en este país legalmente, privilegio que no tiene ningún otro indocumentado.