Fernando Damián 
20 de agosto de 2013 / 10:33 p.m.

 

Ciudad de México • El dirigente de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Rubén Núñez Jiménez, desligó a su gremio de los hechos de violencia perpetrados anoche en la Cámara de Diputados y responsabilizó de esos actos a un supuesto grupo de infiltrados.

“Puedo decirles que en esta movilización de anoche seguramente tenemos información que hubo gente infiltrada ahí en elmovimiento y, por lo tanto, nosotros nos deslindamos de esa parte; los maestros solicitamos el acceso de manera fraterna y de manera pacífica; no nos atendieron y, por lo tanto, la base movilizada tuvo que presionar”, puntualizó.

Aseguró que entre los mentores que irrumpieron en el recinto hubo gente encapuchada: “alrededor de cinco o seis infiltrados que por ahí nosotros alcanzamos a ver de manera personal”.

Núñez Jiménez encabeza esta tarde a un grupo de diez maestros que fueron recibidos por legisladores integrantes de la Comisiónde Educación en el Palacio de San Lázaro, pero insisten en conversar con los coordinadores de las siete fracciones legislativas para plantearles su inconformidad con la reforma educativa.

En entrevista, el profesor oaxaqueño dijo que esperarán a los líderes parlamentarios “el tiempo que sea necesario”, aunque admitió igualmente que en caso de no ser atendidos volverán al zócalo de la ciudad para informar de esa situación a su asamblea.