26 de junio de 2014 / 12:45 a.m.

Los Ángeles.- Un hombre dejó morir a su hijo de 22 meses dentro de un auto, sofocado por el calor e intentó convencer a las autoridades de Georgia de que el suceso se trató de un trágico accidente.

Aunque Justin Harris hizo todo por demostrar que había olvidado sin querer a su hijo dentro del vehículo, un video demostró que durante las siete horas que el niño estuvo allí, el hombre fue al auto al menos una vez.

Según la acusación, el padre de 33 años de edad llevó a su hijo Cooper a desayunar y luego lo dejó dentro del vehículo.

El video de una cámara de seguridad mostró cuando Harris salió a la hora del almuerzo de su oficina en Cobb County para dirigirse a su auto, un Hyundai Tucson, al menos una vez durante las siete horas que el vehículo estuvo estacionado.

Una vez en el auto, el padre ingresó por la puerta del conductor para colocar un objeto en el asiento, mientras que su hijo permanecía atado a una silla para bebé en la parte posterior. El hombre duró pocos minutos en el auto y luego volvió a su lugar de trabajo.

Tras su arresto, el padre insistió en que había olvidado dejar al pequeñito en la guardería, y que no se percató de que seguía en el auto, sino hasta que empezó a conducir en la tarde de regreso a su casa ubicada en un suburbio de Atlanta. Harris, según contó, detuvo el auto en una tienda de la carretera y allí trató, sin éxito, de revivir a su hijo.

Los investigadores insisten en que tienen pruebas suficientes de que el padre es culpable, y dieron a conocer hoy que el hombre buscó en Internet información sobre cuánto tiempo llevan a animales morir en un vehículo caliente.

Sin embargo, muchas personas todavía le están expresando su apoyo e incluso están firmando una petición en una página de internet para que las autoridades retiren el cargo de asesinato. Además, están recolectando dinero para ayudarlo a costear sus gastos legales.

FOTO: Especial

TELEDIARIO DIGITAL