MILENIO DIGITAL
7 de abril de 2018 / 12:11 p.m.

BRASILIA.- El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva anunció ante miles de simpatizantes que está decidido a entregarse para cumplir una condena a 12 años de cárcel, al final de una misa en Sao Bernardo do Campo, en Sao Paulo, en la que reafirmó su inocencia.

"Voy a cumplir la orden" de cárcel y "cada uno de ustedes se trasformará en un Lula", dijo el ex mandatario, quien fue aplaudido por la multitud al final de su alocución.

"No estoy por encima de la justicia", afirmó Lula, "creo en la justicia, pero en una justicia justa, con un proceso basado en pruebas concretas", insistió.

El ex mandatario reafirmó así su inocencia y acusó al juez Sergio Moro de mentir, en el que fue su primer discurso tras la orden de arresto por parte del magistrado.

"Moro mintió" en la causa que lo podría llevar este mismo sábado a la cárcel, afirmó Lula al final de una misa frente al sindicato unbicado en el cinturón industrial de Sao Paulo, donde el ex mandatario de izquierda permanece atrincherado desde hace dos días.

Cuando se entregue a la policía, debería ser trasladado a Curitiba (sur), donde le espera una celda de 15 metros cuadrados.

Según el ex mandatario (2003-2010), su condena obedece al propósito de evitar el regreso de la izquierda al poder en las elecciones de octubre, en las cuales es favorito en los sondeos.

"Hace mucho tiempo que soñé que era posible gobernar este país incluyendo a millones de personas pobres en la economía, en las universidades, creando millones de empleos", declaró.




dezr