NOTIMEX
1 de abril de 2017 / 10:28 a.m.

WASHINGTON.- La Casa Blanca comenzó a publicar hoy las declaraciones financieras de altos miembros del gabinete de Donald Trump, lo que comprueba que el presidente se ha rodeado de funcionarios ricos en el gobierno más pudiente de la historia moderna de Estados Unidos.

Destaca en la lista el yerno del presidente, Jared Kushner, quien es su asesor y comparte la mayoría de sus bienes en el sector inmobiliario y financiero con su esposa Ivanka Trump, y cuyo imperio está valorado en 741 millones de dólares.

Entre los asesores más ricos que aparecen en la lista figuran Gary Cohn, director del consejo económico nacional; Kellyanne Conway, consejera; Steve Bannon, jefe de estrategia y arquitecto de la sorpresiva victoria de Trump, y Dina Powel, asesora Nacional de Seguridad.

Cohn, quien trabajó 25 años en el banco de inversión Godman Sachs, tiene activos valorados en al menos 230 millones de dólares, aunque podrían ser más ya que solo el año pasado ingresó entre 48 y 77 millones de dólares.

En tanto Conway, que en 2016 trabajó primero para la campaña de Ted Cruz y luego para la del ahora presidente, ganó 800 mil dólares el año pasado a través de su companía de encuestas Company/Woman Trend, la que está valorada en cinco millones de dólares.

La empresa señaló que el pasado 20 de enero Conway renunció. Junto con su esposo, Conway divulgó activos valorados entre 10 y 39 millones de dólares.

Bannon ganó 1.15 millones de dólares en 2016, inlcuidos 125 mil dólares por su trabajo como consultor de la firma Cambridge Analítica para la campaña de Trump.

También ganó 191 mil dólares mientras sirvió como ejecutivo de Breitbart News, y sus bienes están estimados entre 11.9 millones y 53 millones de dólares, según el reporte.

Otro exejecutivo de Goldman Sachs en la Casa Blanca, Dina Powell, reportó 6.2 millones de dólares de ingresos del banco el año pasado y la primera parte de 2017. Fue nombrada subdirector de Seguridad Nacional a principios de este mes.

Los formularios publicados cubren a más de un centenar de altos funcionarios de la Casa Blanca y que cobran más de 161 mil dólares al año. En su mayoría asesoran a Trump en algún sentido, de acuerdo con fuentes oficiales citadas por la prensa.