28 de agosto de 2013 / 09:14 p.m.

Ciudad de México • Luego de siete años, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación dio luz verde al IFE para que proceda a la destrucción de las mil 957 toneladas de boletas electorales de 2006.

Por unanimidad los magistrados de la Sala Superior desecharon el último recurso que existía para poder acceder a las boletas electorales y que generó que durante más de siete años el Estado Mexicano haya erogado más de 550 millones de pesos por su almacenamiento y resguardo.

En su oportunidad el magistrado presidente, José Alejandro Luna Ramos detalló que esta determinación no hace más que confirmar las diversas resoluciones que se habían emitido al respecto y que los mismos organismos internacionales ratificaron, "las boletas deben destruirse".

"El caso de las boletas electorales que se utilizaron en la elección presidencial de 2006 ha recorrido diversos escenarios nacionales e internacionales. Del desenlace de cada uno de ellos ha concluido con el criterio que ha sostenido esta Sala Superior desde el año 2007 que las boletas deben destruirse", puntualizó.

Sin embargo, los magistrados coincidieron en manifestar su inconformidad ante el aplazamiento de la destrucción de la paquetería electoral y en especial por la intervención que hubo de los organismos internacionales durante estos años.

"Con independencia de las facultades del órgano correspondiente, de la Comisión correspondiente de la ONU para conocer este tipo de asuntos, este tipo de asuntos es claramente materia electoral y como materia electoral le corresponde solamente a este Tribunal Federal Electoral, no desde mí punto de vista, no puede conocer de ello o no deben conocer de ello los organismos internacionales como el antes mencionado", señaló el magistrado Pedro Esteban Penagos.

CAROLINA RIVERA