24 de julio de 2013 / 08:50 p.m.

Ciudad de México • Tras un intenso debate de más de una hora, la Comisión Permanente aprobó las últimas condecoraciones para ciudadanos que pasan por el Congreso, conocidas como "corcholatazos", entre ellas la conferida por Haití al ex presidente Felipe Calderón, a quien los panistas dejaron solo frente a las críticas que recibió por parte de la oposición.

Tras el debate, el pleno de la Comisión Permanente emitió la declaratoria de validez a las reformas al artículo 35 de la Constitución, por el cual se elimina la obligación de que las condecoraciones que confieran gobiernos extranjeros deban ser aprobadas por el Congreso, particularmente por el Senado, así como las solicitudes para prestar servicios a otros gobiernos.

La Permanente recibió los oficios de 20 congresos estatales avalando esa reforma, aunque de manera previa habían llegado diversas solicitudes de condecoración, por lo que se dio trámite a estos últimos casos antes de la declaratoria de validez.

La diputada panista Adriana González defendió este dictamen, al argumentar que anteriormente quienes interceptaban el correo podrían haber prestado servicios a otros gobiernos y por ello la Constitución los contemplaba como traidores a la nación, pero en los últimos años los mexicanos cuentan con leyes como la de Seguridad Nacional que contiene un catálogo de amenazas a la nación, como el espionaje.

Así, abundó, ya existen mecanismos para prever esos casos y existen las instancias para evaluar los casos que puedan ser amenazas para la seguridad nacional.

El diputado del Movimiento Ciudadano, Ricardo Monreal, protestó por esta modificación constitucional, al subrayar que el Congreso cada vez se debilita más "¡y no me salgan con que va a aplicar para un cartero, aquí nunca le hemos aprobado una condecoración a integrantes del correo!".

Increpó, en particular, que se le autorice a Felipe Calderón recibir la condecoración "De la Orden Nacional de Honor y Mérito en grado de Gran Cruz de Plata" que le confiere el gobierno de Haití.

"¡Es un sátrapa, un genocida, tienen denuncias por violaciones a derechos humanos en tribunales internacionales!", acusó Monreal, aunque se aprobó con votos del PRI y PAN con 28 votos; 10 en contra y una abstención de la priista Graciela Ortiz.

ANGÉLICA MERCADO, IVÁN VILLAVICENCIO Y LILIANA SOSA