Rogelio Agustín 
8 de agosto de 2013 / 02:14 a.m.

 

Guerrero • El gobierno estatal y la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero acordaron integrar una agenda común en materia de seguridad pública, desarrollo social y servicios, además de que irán juntos a un encuentro con la Secretaría de Gobernación federal para discutir lo relacionado con las armas que podrán portar en sus zonas de influencia.

Tras dos días de bloqueos carreteros en la Costa Chica, región Centro y Montaña, una comisión del gobierno estatal y la dirigencia de la UPOEG dieron a conocer parte de los acuerdos que permitieron una especie de tregua, que implica el cese a los presuntos actos de hostigamiento y el no bloqueo de vialidades.

A la cabeza de la reunión estuvo el secretario general de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo, acompañado del procurador general de Justicia del Estado, Iñaky Blanco Cabrera; Juan Salgado Brito, delegado de la Segob, y el representante en Guerrero de la Procuraduría General de la República.

El secretario de Gobierno, Jesús Martínez, explicó que los problemas planteados por la UPOEG y su sistema de seguridad ciudadana, se atenderán de manera integral, incluso canalizando esfuerzos comprendidos dentro de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Reconoció que en Guerrero, los grupos integrados por la UPOEG y la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias juegan un papel importante para bajar la incidencia delictiva, por lo que enfatizó en que la administración estatal no está en la dinámica de generar ningún conflicto con ellas.

Negó que él, junto con otros funcionarios, hayan permanecido retenidos en la comunidad El Pericón, ya que hubo una reunión de varias horas y el trato de los comunitarios siempre fue amable, incluso hasta los invitaron a comer caldo de pollo con arroz.

Pactaron reunirse una vez por mes con la UPOEG para hacer un balance periódico de los esfuerzos previstos en la agenda común, en reuniones en las que participarán los secretarios de despacho que se consideren necesarios.

“Hay instrucciones de estar muy atentos a los problemas, ya no queremos tener bloqueos ni problemas con el Ejército; queremos respeto, tolerancia y compromisos con resultados”, dijo.

Acerca de las cinco armas que soldados quitaron a policías de El Pericón la madrugada del lunes, dijo que se abordará este jueves en la reunión que las partes tendrán en la Secretaría de Gobernación.

La delegación de PGR confirmó que las cinco armas decomisadas a la UPOEG son de uso exclusivo del Ejército nacional, por lo que el martes 6 de agosto fueron puestas a disposición del Ministerio Público de la Federación.

La comunidad de El Pericón presentó una solicitud formal para la devolución del armamento, aunque la respuesta la tendrán este jueves en el encuentro con la estructura de la Segob.