MULTIMEDIOS DIGITAL
18 de abril de 2016 / 06:41 p.m.

China.- El Tribunal Popular Supremo de China y la Fiscalía del Estado, máximas instancias judiciales del país asiático, establecieron que la pena de muerte es aplicable a aquellos líderes corruptos que reciban sobornos superiores a los 3 millones de yuanes, que son cerca de 463 mil dólares.

Dicha ley entrará en vigor a partir de su publicación, pretende clarificar la última revisión del Código Penal, a finales de 2015, en la que no estaban estipuladas las cantidades exactas para aplicar o no la pena máxima, por lo que la decisión última quedaba sometida a la subjetividad de los jueces.

El Tribunal y la Fiscalía, indican que en caso de que el acusado coopere en la investigación, en alusión a que confiese el delito o devuelva el dinero, la pena capital podría suspenderse durante dos años, lo que significa para el acusado la cadena perpetua, la sentencia más habitual en casos de corrupción en China.