23 de abril de 2014 / 02:30 p.m.

Bolivia.- El gobierno boliviano amenazó el miércoles con dar de baja a suboficiales y sargentos que iniciaron una inédita huelga en demanda de igualdad de derechos con los oficiales de alto rango de las Fuerzas Armadas.

"No habrá acercamiento (con los huelguistas), hay conductos regulares para atender las demandas y los que contravengan la norma deben atenerse a las consecuencias", dijo en rueda de prensa el ministro de Defensa Rubén Saavedra.

Señaló que los mandos militares "están evaluando" aplicar el reglamento y aseguró que sólo el 8% de los 9.666 suboficiales y sargentos acatan la protesta.

Unos 500 suboficiales y sargentos marcharon el martes por las calles de La Paz en traje de servicio después de que Saavedra anunciara la baja de cuatro líderes de la protesta por "indisciplina".

El suboficial Lorgio Cartagena, líder de los manifestantes y uno de los que fueron dados de baja, anunció que la protesta se masificará. La protesta es secundada por esposas de los uniformados en algunas ciudades del país.

Los militares de bajo rango alegan que son discriminados en oportunidades laborales y de estudio por los oficiales y entre sus demandas reclaman el acceso a cursos de posgrado.

"No hay discriminación, las fuerzas armadas han cambiado. El uso de los sanitarios en los cuarteles es igual para todos sean oficiales, suboficiales o sargentos. El ingreso a los casinos militares (restaurantes en los cuarteles) es igual para todos; desde el 2015 podrán estudiar en la universidad carreras civiles como los oficiales y hemos pedido trato igualitario en los hospitales militares", dijo Saavedra.

La demanda de suboficiales y sargentos -en su mayoría de origen indígena o de sectores populares- reivindica el discurso de igualdad del presidente Evo Morales. Pero el mandatario ha evitado pronunciarse sobre las demandas y no se ha reunido con los manifestantes, como reclaman éstos.

"Las Fuerzas Armadas no deliberan, la disciplina es su característica fundamental", dijo Saavedra.

AP