19 de enero de 2013 / 08:27 p.m.

Ciudad de México • La Comisión Nacional de los Derechos Humanos consideró primordial que el Estado garantice a las personas migrantes que atraviesan por México, los servicios médicos necesarios para salvaguardar su salud y su vida.

En su camino, en busca de mejores oportunidades de desarrollo, las personas que viajan sin documentos, se enfrentan a innumerables dificultades que ponen en riesgo su integridad física. La mayoría de ellas, principalmente centroamericanas, utilizan como medio de transporte el ferrocarril para intentar llegar al norte del país. Las condiciones inseguras en las que lo abordan representan un constante peligro que en ocasiones origina accidentes que pueden derivar en mutilaciones e incluso la muerte.

A pesar de que la Ley de Migración indica en su artículo 8 que los migrantes tienen derecho a recibir, de manera gratuita y sin restricción alguna, la atención médica urgente necesaria para preservar su vida, muchos no la solicitan porque desconocen sus derechos o por el temor a ser detenidos, y otros más han solicitado la intervención de la Comisión nacional, con el argumento de que se les niega ese derecho cuando lo requieren a las autoridades.

Por este motivo, mediante el Programa de Atención a Migrantes, la Comisión Nacional realiza eventos como foros y conferencias, dirigidos principalmente a defensores civiles y autoridades para promover los derechos humanos de este grupo en situación vulnerable, y brinda orientación jurídica a personas migrantes.En 2012, personal de este organismo nacional realizó mil 320 visitas a estaciones migratorias, en las que se atendió a 36 mil 148 personas; derivado de lo cual se iniciaron 342 expedientes de queja.

En estas visitas se realizaron 6 mil 986 gestiones en favor de los asegurados ante las autoridades de las estaciones migratorias.

Se realizaron además 441 visitas a lugares dependientes de una autoridad diferente a la migratoria en donde se presenta una alta concentración de migrantes, como aeropuertos, terminales de autobuses y ferroviarias, cruces fronterizos y puntos de revisión entre otros, para supervisar el trato a personas migrantes y conocer sus puntos de vista, recabar testimonios y, en su caso, dar inicio a los expedientes de queja respectivos. En estas visitas se atendió a 5 mil 803 personas.

También se efectuaron 560 visitas a casas o albergues para migrantes en las que se atendió a 19 mil 709 personas.

La cobertura se complementó con 304 visitas a lugares de tránsito de migrantes, como plazas públicas o vías ferroviarias, en donde se atendió a 18 mil 543 personas.

Estimaciones de organizaciones de la sociedad civil señalan que alrededor de 400 mil migrantes de Centroamérica atraviesan México cada año con el fin de llegar a los Estados Unidos.

EUGENIA JÍMENEZ