24 de septiembre de 2014 / 07:08 p.m.

Argelia.- El Gobierno de Francia intenta confirmar la supuesta ejecución del francés Hervé Gourdel, secuestrado este domingo en Argelia por un grupo vinculado con el yihadista Estado Islámico (EI), dijo el primer ministro, Manuel Valls.

"Me es difícil pronunciarme hasta que no tenga la confirmación. Es una información que nos ha sido transmitida este mediodía, pero hay que ser cuidadosos", indicó en un debate en la Asamblea Nacional en relación a las noticias sobre la supuesta decapitación del rehén.

El grupo, llamado Yund al Jilafa, había amenazado el lunes con matar a Hervé Gourdel, un turista de 55 años, si Francia no cesaba en un plazo de 24 horas sus ataques aéreos en Irak, un ultimátum que fue rechazado por el presidente François Hollande.

La cinta, llamada "Mensaje de sangre para el gobierno francés", fue publicada en varias páginas yihadistas y empieza con imágenes de Hollande durante la rueda de prensa en la que anunció su participación en la campaña de ataques aéreos contra Irak.

Luego se ve al rehén, de rodillas y con las manos en la espalda, rodeado de cuatro hombres armados y con la cara cubierta. Uno de los hombres lee un mensaje denunciando la intervención de los "cruzados criminales franceses" contra los musulmanes de Argelia, Malí e Irak, entre otros países.

En los últimos dos días, Argelia desplegó cerca de mil 500 soldados en la Cabilia, una región del noreste del país, para intentar encontrar al rehén.

Unidades de paracaidistas argelinos buscan en la región de la Cabilia el cadáver del rehén francés Pierre Hervé Gourdel, dijeron fuentes policiales.

Las fuentes, no identificadas, aseguraron que los paracaidistas están buscando el cadáver y a sus captores en el macizo de Ouassif, cerca de Tizi Ouzou, donde se supone que fue secuestrado el pasado domingo.

Gourdel, un guía de alta montaña, fue secuestrado en Tizi N'kouilal, un cruce de carreteras dentro del parque nacional de Djurdjura, un lugar muy turístico pero donde ,desde los años 1990 actúan varios grupos islamistas.

Foto: Reuters

MILENIO DIGITAL