28 de marzo de 2013 / 08:53 p.m.

Durante su visita al país, Obama ofrecerá mantener la colaboración en seguridad, en las áreas y términos que Enrique Peña decida, dijo un subsecretario de Estado de EU.

 Washington • El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reafirmará al de México, Enrique Peña Nieto, su disposición de continuar con el apoyo a sus esfuerzos sobre seguridad ciudadana en los términos que ese gobierno establezca.

El subsecretario de Estado para Asuntos de Narcóticos Internacionales, William Brownfield, dijo hoy que "es el gobierno del presidente Peña Nieto el que decide la política, la estrategia, las áreas donde podemos colaborar y vamos a colaborar en el futuro".

Brownfield indicó que el mensaje que su gobierno ha convenido a su similar de México es el de su disposición para seguir con esta cooperación al amparo de la Iniciativa Mérida.

Esa disposición fue manifestada durante la visita a México de una delegación de varias agencias del gobierno estadunidense de la que Brownfield fue integrante.

El subsecretario comentó que durante esos encuentros "nuestro mensaje fue que es el gobierno mexicano es el que decide" la estrategia en el frente de seguridad ciudadana, tanto en sus temas, objetivos y alcances.

Brownfield hizo sus declaraciones durante una videoconferencia de prensa, en la que confirmó la visita de Obama a México en mayo próximo para continuar con este dialogo.

El encuentro entre ambos mandatarios será una oportunidad para que el presidente Peña Nieto exponga "su visión para la colaboración bilateral", consideró.

"No tengo duda alguna que la respuesta del presidente de Estados Unidos es que vamos a apoyarlo ‘en las áreas que usted designe señor presidente’, para la colaboración bilateral", dijo el funcionario estadunidense al ser cuestionado al respecto.

La visita de Obama a México forma parte de la gira de trabajo que el presidente estadunidense realizará del 2 al 4 de mayo y que lo llevará también a Costa Rica.

La Casa Blanca dijo el miércoles que la visita a México será para Obama una oportunidad para analizar cómo profundizar la alianza económica y comercial bilateral.

Además, para consolidar la participación de Estados Unidos "en el amplio abanico de asuntos bilaterales, regionales y globales que conectan a nuestros dos países".

NOTIMEX