25 de septiembre de 2014 / 01:42 p.m.

París.- El presidente francés Francois Hollande declaró hoy tres días de luto por el rehén francés decapitado la víspera en Argelia por un grupo vinculado al Estado Islámico (EI) en Irak.

Hollande anunció este jueves, en el marco del Consejo semanal de ministros, que las banderas de los edificios oficiales permanecerán izadas a media asta los días viernes, sábado y domingo en recuerdo del rehén francés ejecutado.

Se trata de un gesto simbólico por la ejecución ayer del ciudadano Hervé Gourdel, un guía de montaña de 55 años de edad, en Argelia, por el grupo "Los soldados del Califato", que ha conmocionado a la sociedad francesa.

La ejecución del rehén galo por "Los soldados del Califato", fue filmada y difundida en un video, titulado "mensaje de sangre para el gobierno francés".

El grupo extremista había dado un ultimátum a París para que cesara sus ataques aéreos contra el Estado Islámico en Irak a cambio de no ejecutar al rehén pero París rechazó el "chantaje", término con el que el presidente francés calificó la propuesta.

La víspera, al conocerse la ejecución, Hollande consideró "cruel y cobarde" el asesinato del rehén francés y afirmó que Francia continuará bombardeando posiciones del Estado Islámico (EI) en Irak el tiempo que sea necesario.

En un breve comentario difundido, el presidente francés explicó que frente a la amenaza yihadista "tres principios guían la acción de Francia: la determinación, la sangre fría y la vigilancia".

"Frente a esta amenaza se necesita una unidad nacional", subrayó Hollande durante el Consejo de ministros del ejecutivo galo celebrado este día en el Palacio del Elíseo.

FOTO: EspecialNOTIMEX