NOTIMEX
2 de julio de 2017 / 01:44 p.m.

GINEBRA.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró hoy de manera oficial el fin del más reciente brote del virus del Ébola en la República Democrática del Congo (RDC), donde al menos 583 personas fueron infectadas y cuatro perdieron la vida a causa de la enfermedad.

En un comunicado, la máxima institución sanitaria global destacó el fin del ébola en la RDC, 42 días después de que se confirmó el último paciente con el virus en la provincia Bas-Uélé, es decir de que dos ciclos de 21 días de incubación del virus dieron negativo.

"Con el final de esta epidemia, la República Democrática del Congo ha demostrado una vez más al mundo que podemos controlar el mortal virus del Ébola, si respondemos de una manera coordinada y eficiente”, indicó en el comunicado el director general de la OMS, doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Todos los casos fueron confirmados con pruebas de laboratorio, registrados y vigilados estrechamente por personal especializado, que comprobó fielmente que no hay más contactos conocidos que hayan desarrolló síntomas de la Enfermedad por Virus del Ébola (EVD).

La OMS recordó que el 11 de mayo de 2017, el Ministerio de Salud Pública de la RDC le notificó sobre la presencia del virus, entre un grupo de enfermedades no diagnosticadas, y muertes con signos hemorrágicos en la zona de Salud Likati, una región remota, de difícil acceso, que comparte fronteras con la República Centroafricana y otras dos provincias de la RDC.

El brote fue el octavo que se registra en la RDC desde el descubrimiento del virus en el país en 1976.

“La respuesta eficaz a este último brote de EVD en África se logró gracias a la alerta oportuna de las autoridades locales de los casos sospechosos, las pruebas inmediata de muestras de sangre, el anuncio oportuno del brote por el gobierno, las actividades de respuesta rápida de locales y autoridades nacionales, el rápido apoyo internacional y el acceso a una financiación”, indicó la OMS.

El organismo agradeció el apoyo a la coordinación sobre el terreno que brindó el Programa de Emergencias de Salud de la OMS y el Sistema de Gestión de Incidencias, que se estableció 24 horas después de que se anunció el brote en la RDC.

Para hacer frente a la emergencia, la OMS desplegó más de 50 expertos, que han estado trabajando en estrecha colaboración con el gobierno congoleño y socios de otras agencias y organismos internacionales.

La OMS destacó en su comunicado que aun cuando se declaró el fin del brote seguirá trabajando con de la RDC para asegurar que todos los sobrevivientes tengan acceso a la atención médica y la detección del virus persistente, así como la atención psicosocial, asesoramiento y educación para ayudar a reintegrarse en la vida familiar y comunitaria, y reducir al mínimo el riesgo de transmisión.

“Insto a que ahora nos centremos todos los esfuerzos en el fortalecimiento del sistema de salud en la provincia de Bas-Uélé, que ha sido subrayada por el brote. Sin fortalecimiento del sistema de salud, la vigilancia efectiva no es posible", indicó el ministro de Salud de la RDC, Oly Ilunga Kalenga, tras declararse el fin del brote.

La EVD comienza entre los primeros dos días y las tres semanas después de haberse contraído con fiebre, dolores musculares, de garganta y de cabeza, aunque después, por lo general, el paciente sufre de náuseas, vómitos, y diarrea y en algunos casos fallas hepáticas y renales, con graves hemorragias, que los pueden llevar a la muerte.


dezr