NOTIMEX
12 de mayo de 2017 / 04:16 p.m.

GINEBRA.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró hoy un brote de Ébola en el noreste de la República Democrática del Congo (RDC), después de la muerte de una persona en el país africano a causa de la fiebre hemorrágica.

De acuerdo con la organización, desde el pasado 22 de abril se han reportado nueve casos de la enfermedad, de los cuales tres pacientes han muerto y seis personas más se encuentran actualmente hospitalizadas.

El último deceso relacionado con el virus del Ébola fue notificado a la OMS por el Ministerio congolés de Salud, el cual precisó que se trata de un caso confirmado con análisis en el laboratorio del Instituto Nacional de Investigación Biomédica en Kinshasa.

Los casos de la fiebre hemorrágica se han registrado en la provincia de Bas-Uele, en el noreste del país, en la frontera con la República Centroafricana, indicó la organización en un comunicado difundido este viernes.

“Un equipo de investigación dirigido por el Ministerio de Salud de la RDC, con el apoyo de la OMS y sus asociados, ha sido desplegado y se espera que llegue a la zona afectada en los próximos días”, afirmó el doctor Peter Salama, director ejecutivo de la OMS para Emergencias.

Los especialistas de la OMS están apoyando al Ministerio congolés de Salud en todos los aspectos de la respuesta al brote, incluyendo la investigación epidemiológica, vigilancia, logística y suministros necesarios, añadió.

El portavoz de la OMS, Christian Lindmeier, destacó por separado la importancia de la situación en la RDC y afirmó que es necesario encontrar a todas las personas que tuvieron contacto con las infectadas para efectuarles pruebas y limitar en lo posible la propagación del virus.

Eugene Kabambi, vocero de la organización en la RDC, declaró que la región donde se registran los casos es “una zona muy remota, muy boscosa, por lo que tenemos un poco de suerte, pero debemos tomar esto muy en serio”.

El anterior brote de Ébola en ese país se registró en 2014 y se cobró la vida de al menos 42 personas, aunque ha sido afectado por el virus en nueve ocasiones en su historia reciente.

Antes, en 2013, la fiebre hemorrágica mató a más de 11 mil 300 personas e infectó a unas 28 mil 600 en Guinea, Sierra Leona y Liberia, causando alarma en todo el mundo.