10 de junio de 2013 / 09:28 p.m.

Ciudad de México • El coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, aseguró que las declaraciones de la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, donde entrega simbólicamente las llaves de la ciudad a Jesucristo, sólo muestran incapacidad, miedo en el ejercicio del poder y tienen como fin ganar más simpatizantes, al intentar conmover a la gente.

“"Es una forma de conmover, de ganar simpatías, de ganar opiniones favorables. Si no se siente con la firmeza de poder gobernar que pida licencia, que se retire del cargo, pero que no trate usar planteamientos públicos que intenten conmover"”, declaró.

Dijo que respeta cualquier creencia religiosa, sin embargo la libertad de profesar debe hacerse en privado, por lo que se tendrá que analizar si la alcaldesa tendrá que ser sancionada o no.

“"Ningún gobernante puede llevar a cabo una manifestación en público, por eso puede estar bajo el supuesto la violación de una norma y la imposición, previa una investigación, de una sanción"”, explicó.

IVÁN VILLAVICENCIO Y FERNANDO DAMIÁN