REUTERS
7 de mayo de 2015 / 12:25 p.m.

Nueva York.- Una corte federal de apelaciones revivió el jueves los cuestionamientos a un controvertido programa de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos que recolectó registros de llamadas telefónicas de millones de estadounidenses, al decir que estas acciones no estaban autorizadas por el Congreso.

La Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York dijo que un tribunal inferior cometió un error al desestimar una demanda de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU por su sigla en inglés), que desafiaba la constitucionalidad de la vigilancia con el argumento de que violaba la privacidad de las personas.

La NSA recopiló un "grupo de metadatos telefónicos" en un programa cuya existencia fue revelada por primera vez por el ex contratista del organismo Edward Snowden.

En diciembre de 2013, el juez de distrito de Manhattan William Pauley desestimó la demanda de ACLU, diciendo que el programa de la NSA era una iniciativa del Gobierno para ayudar a sus esfuerzos por combatir el terrorismo.

Sin embargo, en un escrito al panel de tres jueces de la corte de apelaciones, el juez de circuito Gerard Lynch dijo que el Congreso no autorizó el programa de la NSA bajo una sección del Acta Patriótica que regula cómo los investigadores pueden recopilar información para combatir el terrorismo.

"Ese desarrollo tan expansivo de repositorios del gobierno de ex registros privados sería una limitación de las expectativas de privacidad de todos los estadounidenses", escribió Lynch en una decisión de 97 páginas.

"Tal vez una limitación de ese tipo sea requerida por necesidades de seguridad nacional frente a los actuales peligros domésticos y el terrorismo internacional", agregó.

"Pero esperaríamos que una decisión momentánea de ese tipo estuviera precedida por un debate sustancial, y expresada en un lenguaje inequívoco. No hay evidencia de un debate de ese tipo", sostuvo.

La decisión del jueves no resolvió el tema de si el programa de la NSA violó la prohibición de búsquedas sin autorización judicial bajo la Cuarta Enmienda.

La Casa Blanca dijo el jueves que está evaluando la nueva resolución judicial sobre el programa de recopilación de datos, pero declinó comentarlo en particular.

Sin embargo, el portavoz del consejo de seguridad nacional de la Casa Blanca, Ned Price, dijo que el Gobierno sigue trabajando de cerca con los miembros del Congreso de ambos partidos sobre este tema.