22 de mayo de 2014 / 06:47 p.m.

Tokio.- Tras el golpe de Estado en Tailandia, el Ejército declaró hoy el toque de queda, suspendió la Constitución y la emisión de radio y televisión, además prohibió las reuniones públicas y detuvo a varios miembros del gobierno y líderes de las protestas.

 El toque de queda se aplicará de las 22:00 a las 05:00 horas tailandesas, por lo que el metro en Bangkok dejó de operar una hora antes de la medida y los principales centros comerciales cerraron dos horas antes para que sus empleados pudiesen regresar a sus casas.

Los militares han suspendido la emisiones de radio y televisión nacionales e internacionales, que fueron limitadas a emitir los comunicados de los golpistas, al tiempo que prohibieron las reuniones de más de cinco personas, según el diario Bangkok Post.

Además, detuvieron al ministro de Justicia, Chaikasem Nitisiri, varios viceministros, representantes de los principales partidos políticos y los líderes de los manifestantes pro y antigubernamentales.

Asimismo, el Consejo Nacional para la Paz y el Orden, el nombre oficial de la junta militar, decretó el cierre de todos los colegios hasta el próximo domingo.

Poco después de conocerse el golpe de Estado y se declarara el toque de queda, los soldados empezaron a desalojar los campamentos de manifestantes pro y antigubernamentales en Bangkok y suspendieron temporalmente la Constitución.

El jefe del Ejército, Prayuth Chan-Ocha, decidió este jueves tomar el poder después de que las facciones políticas rivales fueron incapaces de llegar a un acuerdo para resolver la crisis política que se vive en la nación asiática.

Prayuth disolvió el gobierno interino y se erigió como jefe del consejo que asumirá el poder de forma provisional.

El Ejército se otorgó el papel de mediador tras declarar el martes pasado la ley marcial en todo el país para prevenir un estallido de violencia tras ocho meses de protestas antigubernamentales que han causado 28 muertos y más de 800 heridos.

La crisis política en Tailandia comenzó en el otoño boreal pasado, con manifestaciones que pedían la renuncia de la primera ministra, Yingluck Shinawatra, hermana de Thaksin Shinawatra, a quien sus detractores acusaban de dirigir el gobierno desde el exilio.

A principios de este mes de mayo, la primera ministra fue destituida luego de que el alto tribunal del país determinó que violó la Constitución por la reasignación de un alto funcionario de seguridad en 2011.

Tailandia se ha enfrentado a una lucha de poder desde que el hermano de Yingluck fue derrocado por los militares en 2006 cuando era primer ministro.

Este es el décimo segundo golpe de Estado que perpetran los militares en Tailandia desde la caída de la monarquía absolutista, en 1932, además de siete intentonas.

Notimex

Foto: AP