17 de febrero de 2013 / 07:53 p.m.

El líder perredista, Jesús Zambrano, afirmó que la reforma que se impulsa desde el Pacto por México busca tener una “real, sana y efectiva competencia”.

 

Ciudad de México.- La reforma en materia de telecomunicaciones que se impulsa desde el Pacto por México no tiene ánimos expropiatorios, y busca acabar con los monopolios de televisión y telefonía, aseguró el líder nacional del PRD, Jesús Zambrano.

“"No tenemos un ánimo expropiatorio ni hostil contra quienes hoy detentan las cadenas de televisión y quienes tienen monopolizado el espacio telefónico de nuestra Patria, lo que queremos es abrir todo esto a una real, sana y efectiva competencia y que nuestro país acceda a la sociedad del conocimiento y a tener verdaderamente una sociedad de derechos especialmente en este terreno"”, dijo.

El presidente del PRD consideró necesario abrir la posibilidad de que existan nuevas cadenas de televisión, una cadena estatal que no esté en manos de los gobiernos en turno sino bajo la supervisión de la sociedad y expertos en la materia.

La reforma en telecomunicaciones permitiría establecer nuevas reglas de competencia en el mercado, devolver al Estado la rectoría del sector y garantizar a la sociedad el acceso a las nuevas tecnologías de la comunicación aplicadas al conocimiento y al derecho a la información, afirmó.

“"Estamos muy avanzados en este terreno, hemos estado acercando posiciones, el PRD ha puesto sobre la mesa sus propias propuestas, sus concepciones contenidas en sus agendas parlamentarias y agenda programática"”, refirió sobre las negociaciones para la construcción de la reforma que se presentará a la Cámara de Diputados, con el respaldo del PRI, del PAN y del PRD.

"“Estamos convencidos de que esto es necesario, que es urgente, impostergable y estamos convencidos de que con esto vamos a contribuir a dar un salto en el desarrollo"” del país, aseguró.

A través de un mensaje que difunde en Youtube, el líder nacional del PRD afirmó que su partido y grupos parlamentarios en el Congreso de la Unión, tienen definido que ante el momento que vive el país urge avanzar en el proceso de democratización de los medios de comunicación.

De acuerdo con Zambrano, el tema de telecomunicaciones lo impulsó el PRD en la agenda del Pacto por México y no se limita a la televisión y a la telefonía sino al acceso a Internet, a la banda ancha, a todo el conjunto de elementos que permiten acceder a la sociedad del conocimiento.

En ese sentido, planteó que se debe atender sin postergación el papel que ha tomado “"el monopolio asfixiante” de la televisión y la telefonía, y explicó que en la actualidad “el 87 por ciento de todo el manejo de la televisión pública, abierta y privada está en dos compañías, y más del 70 por ciento de la telefonía está en manos de una sola compañía"”.

Además, destacó que “los mercados híper concentrados no permiten una verdadera y sana competencia" y, agregó, esta “"concentración impone condiciones a los Estados nacionales y a los gobiernos en turno, se erigen como los verdaderos conductores de la vida nacional, son los que imponen sus reglas, son quienes hemos llamado poderes fácticos”".

En telecomunicaciones, dijo, se enlazan los derechos a la información y al conocimiento, los cuales hoy están “"terriblemente acotados"”, y, por ello, "si apelamos a la realidad jurídica el espacio radioeléctrico es propiedad de la nación y lo que hoy tienen estas compañías monopólicas son concesiones que otorga el Estado mexicano".

En materia de telecomunicaciones es urgente “"pasar al escenario en el que entremos a la democratización de todo este conjunto de elementos"” y que el Estado mexicano asuma “"el papel de rector estableciendo otras nuevas reglas"”, resaltó.

LILIANA PADILLA