26 de febrero de 2013 / 12:10 a.m.

La comisionada Sigrid Arzt defendió su gestión y dijo que las críticas pueden ser por agenda política.

 

Ciudad de México.- Con la presencia de todos los comisionados, inició la comparecencia de los integrantes del Instituto Federal de Acceso a la Información ante las comisiones de Gobernación y Anticorrupción y Participación Ciudadana, en donde la comisionada Sigrid Arzt defendió su gestión.

En su turno, el ecologista Pablo Escudero informó que en tiempo el IFAI le remitió como presidente de la Comisión de Anticorrupción y Participación Ciudadana un informe de más de mil 200 hojas, con información que se ha revisada a detalle con indicadores de desempeño, compra de bienes inmuebles, licitaciones, presuntas irregularidades administrativas, viáticos usados en viajes, criterios de asignación a comisiones nacionales y al extranjeros, así como discusiones al interior del instituto.

Al abrir la ronda de exposiciones, Sigrid Arzt dijo que con esta comparecencia se le da al IFAI la oportunidad de demostrar su solidez, funcionamiento y "a mi persona se me ofrece el espacio para disipar una nube de apreciaciones y prejuicios posiblemente creada por desinformación, intereses y agendas política que escapan a mi competencia".

Arzt hizo cuatro puntualizaciones y dijo que el solicitante no tiene que justificar el propósito, motivo o razón de su interés.

Dijo que el IFAI desde hace 10 años le garantiza acceso a la población a 240 dependencias federales, en las que ha habido más de 800 mil solicitudes y 46 mil recursos han recaído al interior-

Señaló que desde que entró al instituto, su perfil fue cuestionado por su vinculación con las áreas de seguridad y mientras fue académica y fundadora de Democracia, Derechos Humanos y Seguridad fue usuaria muchas veces.

Explicó que respecto a las versiones de que llegó cerrar información, argumentó que ha votado en el 99 por ciento con la mayoría del pleno y solo tuvo 45 votos disidentes, en más de 20 mil casos votados.

Precisó que el 37 por ciento de casos correspondieron a información reservada en torno a nombres de funcionarios involucrados en seguridad nacional.

ANGÉLICA MERCADO