NOTIMEX
14 de septiembre de 2015 / 05:32 p.m.

Damasco.- Dos atentados con coches bomba cometidos por suicidas en la ciudad de Hasaka, en el noreste de Siria, dejaron un saldo preliminar de al menos 20 muertos y más de 70 heridos, informaron activistas y fuentes policiales sirias.

Un primer carro bomba explotó en el barrio de Jashman, en el norte de Hasaka, causando cinco muertos y más de 30 heridos, incluidos niños y mujeres, según fuentes policiales citadas por la agencia siria de noticias SANA.

Minutos después, un suicida detonó los explosivos que transportaba en un camión cisterna en el barrio de Al Mahata, en el oeste de Hasaka, matando a unas 15 personas e hiriendo a otras 40.

La Dirección de Sanidad de Hasaka precisó que la mayoría de los heridos en el atentado de Al Mahata eran mujeres y niños y que tres de ellos están en estado crítico, por lo que la cifra de muertos podría aumentar.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en Londres pero que cuenta con una amplia red de activistas en Siria, indicó que el primer ataque golpeó un punto de control de los milicianos kurdos de las Unidades de Protección Popular (YPG).

La otra explosión se produjo junto a una estación de tren, situada cerca de una base de las Fuerzas de Defensa Nacional -una fuerza paramilitar de voluntarios integrada en el Ejército-, en el centro de Hasaka, según el OSDH.

El control de la ciudad de Hasaka y de otras zonas de la provincia homónima está dividido entre los kurdos y los partidarios del régimen de Bashar al-Assad.

En junio pasado, los yihadistas lograron entrar a la ciudad controlando varios barrios dentro de ella, pero fueron expulsados un mes después.

El conflicto sirio, que comenzó el marzo de 2011 con una revuelta contra al-Assad, se convirtió en una guerra civil que ha dejado desde entonces al menos 250 mil muertos y unos 12 millones de desplazados, de los cuales cuatro millones han buscado refugio en países vecinos.