AP
15 de marzo de 2016 / 06:59 p.m.

Washington.- El republicano Marco Rubio puso fin a su campaña por la nominación presidencial luego de una humillante derrota en su estado natal, Florida.

Rubio le dijo al público  en Miami que sabe que los votantes están molestos y existe hambre de nuevos rostros y voces en el gobierno.

La decisión de Rubio es resultado de solo tres victorias en las primarias electorales, pero las de Florida, en donde el ganador obtenía todos los delegados en disputa, fue la más devastadora.

Hace apenas seis años, era uno de los favoritos del movimiento ultraconservador Tea Party que aplastó al candidato de la "corriente dominante" republicana para obtener un escaño en el Senado federal.

Pero el panorama político le dio la espalda al senador de Florida, quien fue criticado como un candidato presidencial demasiado convencional en un año en el que los votantes exigen a un personaje externo a la política establecida.

Clinton y Trump se consolidan como punteros presidenciales

Donald Trump y Hillary Clinton se consolidaron esta noche como punteros para las nominaciones presidenciales, la republicana y la demócrata, en el tercer supermartes electoral, que sepultó las aspiraciones del senador Marco Rubio.

Trump aventajaba en los estados de Florida, Illinois y Carolina del Norte, con lo que ha ganado 18 de 27 elecciones primarias celebradas hasta el momento; fue derrotado en Ohio por el gobernador John Kasich, y mantenía una cerrada carrera contra Ted Cruz en Missouri.

En el campo demócrata, Hillary Clinton tuvo una cómoda ventaja frente al socialista de Vermont Bernie Sanders en Florida, Carolina del Norte y Ohio, pero mantenían esta noche una cerrada pelea por los delegados en Illinois y Misuri, en el medio oeste industrial
Clinton celebró sus victorias con una ofensiva contra Trump. “Tenemos que derribar barreras, no crear muros”, dijo la ex secretaria de Estado en clara alusión al millonario estadunidense.

Sin contabilizar los estados de Illinois y Misuri, Clinton acumulaba mil 021 delegados contra 678 para Sanders.