AP
19 de enero de 2016 / 10:19 a.m.

EU.- Una mansión en Miami Beach que perteneció al narcotraficante colombiano Pablo Escobar está a punto de ser demolida.

La enorme casa rosada frente a la playa fue propiedad de Escobar en la década de 1980.

El gobierno estadunidense confiscó la propiedad en 1987, luego fue adquirida por un ciudadano privado en 1990 y en 2014 por Christian de Berdouare, propietario de la empresa Chicken Kitchen.

Pero Christian de Berdouare desea construir allí una vivienda más moderna. Antes de la demolición de la casa, que estuvo abandonada durante años, el empresario contrató a buscadores de tesoros profesionales para ver si quedó algo de valor de los días de Escobar.

Las autoridades estadounidenses dicen que no están seguras si Escobar llegó a pasar algún tiempo en Miami Beach, aunque sospechan que sus cómplices la usaban como escondite.