ap
26 de abril de 2016 / 11:57 a.m.

Quito. — El presidente Rafael Correa dijo el lunes que en Ecuador no se respetaron las normas de construcción y que por ahorrar dinero se construyeron trampas mortales en la zona impactada por el terremoto que causó más de 650 muertes.

En su cuenta de Twitter afirmó que "cientos de vidas se han perdido por construcciones de pésima calidad ... ni siquiera se cumplieron las normas de construcción anteriores ... mucho menos exigentes que las actuales".

Destacó que es necesario conocer a quienes "por ahorrar unos centavos construyeron trampas mortales, así como de las autoridades que lo permitieron".

Terremoto Ecuador
El violento movimiento impactó con fuerza la costa central de Ecuador y causó severos daños en ciudades como Pedernales, Portoviejo y Manta. | REUTERS
Terremoto Ecuador
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, llegó el fin de semana con una carga de 19 toneladas de ayuda humanitaria. | REUTERS

Añadió que "ahora viene la etapa de reconstrucción y reactivación, pero también, de responsabilidades".

Un terremoto de 7,8 grados de magnitud se registró el 16 de abril y dejó un saldo de 655 fallecidos, 4 mil 605 heridos y 48 desaparecidos y que 113 personas fueron rescatadas con vida de entre los escombros, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Gestión de Riesgos.

El violento movimiento impactó con fuerza la costa central de Ecuador y causó severos daños en ciudades como Pedernales, Portoviejo y Manta, en la primera de las cuales causó la destrucción de cerca de 80% de los edificios.

El Instituto Geofísico indicó que hasta el domingo ha contabilizado 849 réplicas de diversa magnitud, algunas superiores a los 6 grados.

La cantidad de fallecidos superó a las víctimas del temblor de 2007 en Perú, lo que lo convierte en el más letal en América del Sur desde el de 1999 en Colombia, en el que perdieron la vida más de mil personas.

Un primer avión con 103 toneladas cúbicas con suministros de UNICEF, llegó a Quito, con el propósito de prestar ayuda a unos 250 mil niños afectados.

El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas anunció el lunes el inicio de un plan de emergencia.

El director regional para América Latina y el Caribe del Programa, Miguel Barreto, dijo que está previsto "ampliar su operación para asistir a un cuarto de millón de personas afectadas por este desastre en estrecha coordinación con el gobierno".

Maquinaria pesada cumple tareas de remoción de escombros en las zonas afectadas, mientras en las noches se patrullan las zonas de desastre en Manta en busca de eventuales sobrevivientes.

Los esfuerzos del gobierno y sobre todo de la sociedad civil se centran en ayudar a los afectados, muchos de ellos sin nada más que la ropa que llevaban al momento de la tragedia.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, llegó el fin de semana con una carga de 19 toneladas de ayuda humanitaria, mientras que Estados Unidos mandó 80 toneladas.

Tales ayudas se suman a muchas de otros países que han arribado a Ecuador incluso desde horas después del terremoto.
Correa estimó preliminarmente los daños en 3 mil millones de dólares y anticipó que las tareas de reconstrucción demorarían al menos tres años.