12 de mayo de 2013 / 08:04 p.m.

Ciudad de México  • El senador panista por Chihuahua, Javier Corral, denunció ante la Secretaría de Gobernación al gobernador de esa entidad, César Duarte, por participar el pasado 20 de abril en un acto religioso efectuado en la universidad estatal, en el cual el mandatario priista habría consagrado al estado y a su persona al Sagrado Corazón de Jesús y al Corazón de María.

En el escrito entregado a la Subsecretaría de Asuntos Religiosos se indica que el pasado 20 de abril del año en curso, se realizó un acto de carácter religioso extraordinario en el Gimnasio Manuel Bernardo Aguirre, ubicado en Ciudad Universitaria, sin número, Campus 1, de la Universidad de Chihuahua, denominado "Consagración del Estado de Chihuahua al SagradoCorazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María".

En el cual, pese a las restricciones a los gobernantes para participar en eventos de culto públicos, el gobernador Duarte dirigió un discurso en el que manifestó:

"Yo, César Duarte Jáquez, por este medio me consagro a mí mismo, a mi familia, a mi servicio público a la sociedad: pido al Sagrado Corazón de Jesús que escuche y acepte mi consagración, que me ayude y por intercesión del inmaculado Corazón de María, le entrego a Dios y a su divina voluntad, todo lo que somos, todo lo que tenemos en el estado de Chihuahua".

De acuerdo con Corral Jurado, el mandatario de Chihuahua también pidió perdón a Dios por su mala actuación como gobernador del Estado, al señalar:

"Le pido perdón a Dios por todo lo que ha sucedido en el pasado, le pido que nos ayude a cambiar todo lo que no sea de él. Yo César Duarte declaro mi voluntad delante de Dios, delante de los señores obispos y de mi pueblo, amen".

En la denuncia presentada ante la Segob el pasado jueves, de la que Milenio tiene copia,se agrega que al día siguiente César Duarte declaró que estuvo en el evento que congregó a las seis diócesis del estado en "un acto de redención meramente de valor en el sentido de la convocatoria de la iglesia Católica y todo lo que abona a un ánimo de recuperación de la paz, un ánimo de reflexión de la paz, todo ayuda sin duda y ahí estamos más que comprometidos".

En ese sentido, Corral Jurado subrayó que estos hechos constituyen uno de los actos de mayor provocación al Estado Laico que se haya realizado en la vida pública de México, por lo menos en las últimas cuatro décadas.

Diría que contiene graves violaciones a la Constitución y a la ley de cultos y desafía la histórica separación Iglesia - Estado, "al poner en marcha una operación política para declarar, en los hechos, a la religión católica como oficial en el Estado de Chihuahua".

ANGÉLICA MERCADO