30 de marzo de 2014 / 07:59 p.m.

Caracas.- El ministro de Ambiente venezolano, Miguel Rodríguez, deploró que, en sus intentos de aumentar las provocaciones, la oposición no descarta ninguna práctica violenta, ni la colocación de artefactos explosivos en perros para hacerlos explotar en manifestaciones y lugares públicos.

"En un estado superior de violencia (han planeado usar( hasta los 'perros bomba', práctica que ya la conocen ellos y que se ha aplicado en otros escenarios; nosotros como pueblo no podemos permitir esto", sostuvo el funcionario.

Asimismo, Rodríguez recordó que existen denuncias por otras acciones de la oposición, como la "destrucción de la naturaleza" con fines políticos, orientadas a desprestigiar el Gobierno de Nicolás Maduro y a incitar el enfado popular. "Los grupos fascistas están marcando un precedente de furia hacia la naturaleza, la cual no tiene color político; por el contrario, nos da oxígeno y agua a todos", subrayó. El martes pasado el ministro de Ambiente denunció los planes de la "macabra" contaminación planificada del agua potable en la ciudad de Mérida, a 700 kilómetros de Caracas, donde un grupo de desconocidos vertió en las tuberías al menos 100 litros de una sustancia tóxica, aparentemente gasóleo.

"Esto es una locura; esto es terrorismo puro", remarcó el ministro aquel día, agregando que de esta forma "se buscaba crear un estado de alarma generalizado".

Agencias