10 de marzo de 2015 / 03:05 a.m.

 Luego de someterse a una nueva operación en la rodilla, Derrick Rose no descarta volver con los Bulls esta temporada, aunque reconoció que no puede dar una fecha específica para su retorno.

En su primera comparecencia ante la prensa desde que fue operado el 27 de febrero para reparar un menisco en la rodilla derecho, el escolta de Chicago afirmó que intentar volver esta temporada es "el plan".

"Voy a volver en el momento que me siente bien", dijo.

Tras la cirugía, los Bulls calcularon que la ausencia de Rose tomaría entre cuatro y seis semanas.

"Ahora mismo estoy de buen ánimo", indicó Rose. "Tengo que seguir positivo y aprovechar al máximo estos días".

Rose no juega desde el partido del 23 de febrero ante los Bucks de Milwaukee, en el que apenas embocó uno de 13 tiros al disputar 33 minutos. Al día siguiente, los Bulls informaron que se sometería a otra cirugía.

Rose se perdió toda la temporada de 2012-13 por un desgarro del ligamento anterior de la rodilla izquierda durante la primera ronda de los playoffs de 2012, y apenas disputó 10 partidos en la pasada campaña al sufrir un desgarro de menisco en la rodilla derecha.

Sobre la más reciente lesión, Rose dijo desconocer cuándo pudo haberla sufrido. Conjeturó que pudo haber estado jugando lesionado durante un mes, recordando que sintió una molestia en el partido contra Golden State, el 27 de enero.

El lunes, Rose pasó un rato en la cancha del United Center tirando al aro sin saltar, previo al partido de los Bulls ante Memphis.

Tom Thibodeau, el entrenador de Chicago, dijo que la recuperación de Rose va acorde a los plazos previstos.

"Ha tenido que pasar por muchas cosas y aún le tocan más", dijo Thibodeau. "No se puede hacer otra que seguir trabajando día tras días. Su enfoque se centra en su rehabilitación".

AP