REUTERS
13 de septiembre de 2017 / 11:21 a.m.

MOSCÚ.- Una oleada masiva de llamadas anónimas alertando de la colocación de bombas continúa provocando en Rusia evacuaciones a gran escala sin que las autoridades hayan podido dar hasta el momento con los autores de las amenazas.

Las llamadas se han recibido en Petropavlovsk-Kamchatski, capital de la península de Kamchatka, así como Irkutsk, Yakutsk, Samara, Sarátov, Jabárovsk y Tomsk.

En Petropavlovsk-Kamchatski, en particular, fueron evacuados edificios gubernamentales, tiendas y varios colegios, dice la agencia estatal rusa RIA Novosti.

Mientras, en Chitá y Blagoveschensk las amenazas de bomba obligaron a evacuar los aeropuertos locales, según la agencia rusa Interfax.

En ninguno de estos lugares se encontraron bombas, informó la Policía.

Ayer en Perm, cerca de 6 mil alumnos de escuelas de esta ciudad siberiana de más de un millón de habitantes fueron enviados a casa después de que se recibieran llamadas anónimas sobre la presencia de artefactos explosivos en varias instituciones.

En la misma ciudad fueron evacuados por llamadas anónimas nueve escuelas, la Universidad, la estación de trenes, la de autobuses, dos centros comerciales, el Ayuntamiento y el parlamento regional, además de un edificio de viviendas.

Las llamadas anónimas avisando de la colocación de explosivos también se registraron en otras grandes ciudades rusas de Siberia y de los Urales.

De acuerdo al portal informativo "Meduza", en Krasnoyársk fueron evacuados siete centros comerciales, en Vladivostok cinco centros comerciales, la estación de autobuses y una residencia estudiantil, y en Cheliabinsk diez centro comerciales y de ocio.

Rusia ha experimentado esta semana una ola de amenazas de bomba falsas. Citando fuentes sin identificar de los servicios de emergencia, RIA dijo que las falsas alarmas hasta el momento habían afectado a más de 20 localidades rusas.

Al ser consultado sobre el motivo de las falsas amenazas recientes, el portavoz del Kremlin sugirió a los periodistas que dialoguen con la policía.

Las fuentes citadas por RIA indicaron que muchos de los llamados habrían sido realizados desde Ucrania, país cuya relación con Rusia es tensa luego de que Moscú se anexó unilateralmente el territorio ucraniano de Crimea en 2014.

ilp