MIELENIO DIGITAL
6 de junio de 2018 / 07:14 a.m.

ESTADOS UNIDOS.- Mientras la administración del presidente Donald Trump se debate entre todos los frentes abiertos, la cumbre de Singapur confirmada para la mañana del martes 12 de junio con Kim Jong-un, la investigación sobre la trama rusa del fiscal especial Robert Mueller, el embate comercial con China, México y Canadá, todo esto en medio de los  tuits del magnate republicano, la prensa estadunidense y europea repararon en la “ausencia” de Melania Trump en las últimas tres semanas, al punto que su “reaparición” este lunes 4 de junio ocupó las primeras planas y la atención de los medios electrónicos.

Pierre Bouvier, corresponsal del diario Le Monde, consigna el tuit que a las 19:49 de ese día, hora de Washington, Melania Trump escribió para dar cuenta de sus actividades: #Esta noche, @POTUS [el presidente de EU] y yo tuvimos el honor de rendir homenaje a nuestros héroes desaparecidos”, y acompañó el mensaje de una serie de fotos mostrándola en el ala Este de la Casa Blanca sentada junto a su marido, en una recepción en honor de las familias de los soldados estadunidenses caídos en combate.

De manera fugaz, añade Bouvier, ella también apareció en un video posteado por la periodista Jena Greene, del portal conservador DC Caller. “Pero esto no bastó para acallar los rumores, más aún porque la primera dama no va a acompañar a su marido a la cumbre del Grupo de los 7 el fin de semana en Quebec, ni a la cumbre de Singapur”, observa Bouvier.

Añade que la última vez que Melania Trump fue vista en público, sola o acompañada, se remonta a la noche del 10 de mayo, cuando recibió, junto con el presidente, a tres antiguos prisiones coreano-estadunidenses que Corea del Norte acababa de liberar como otro gesto de buena voluntad. El 14 de mayo, la Casa Blanca anunció que Melania había sufrido “una embolización para tratar un problema benigno en el riñón”.

“Desde entonces, nada más”, dice Le Monde: “ella desapareció de los radares de las pantallas, volviéndose invisible después de de lanzar la iniciativa Be Best (Seamos mejores) contra el hostigamiento en las redes sociales. Según el vespertino francés, los aficionados a la teoría del complot se lanzaron de inmediato a especular sobre su ausencia y tanto el conocido portal Politico como el Washington Post se dieron a la tarea de reseñar los rumores: “Dejó la Casa Blanca y se regresó a vivir a Nueva York”; “está colaborando con el fiscal Robert Mueller”; “se refugió con la pareja Obama”; “se sometió a una cirugía estética y se está recuperando...”.


El 30 de mayo, luego de que el corresponsal en Washington de la cadena CNBC señalara que la primera dama había aparecido un día antes en el ala Oeste de la residencia presidencial, ella misma escribió: “Veo que los medios destinan horas adicionales especulando dónde es que estoy y qué hago. Estén seguros, estoy aquí en la Casa Blanca, con mi familia, bien y trabajando duro por los niños y el pueblo americano!”.


mmr