23 de junio de 2014 / 01:25 p.m.

BEIJING.- Las autoridades chinas han desarticulado a 32 grupos terroristas y detenido a más de 380 sospechosos en la zona oeste del país durante su primer mes de operaciones dirigidas a demostrar la resolución del partido comunista a mantener el orden en una frontera tras la reciente inestabilidad.

Las fuerzas de seguridad también han confiscado varios centenares de dispositivos explosivos y unas pocas toneladas de material explosivo, así como ordenadores y libros sobre terrorismo y extremismo religioso, según indicaron a la prensa el lunes fuentes de la región de Xinjiang.

La operación de seguridad sigue a una serie muy publicitada de ataques contra civiles desde el pasado octubre que han planteado un importante desafío de seguridad para el líder del partido, Xi Jinping, en su primer año y medio en el cargo.

El mes pasado, 43 personas murieron en un atentado en un mercado en la capital de Xinjiang, Urumqi.

FOTO: APAP