16 de junio de 2013 / 03:38 p.m.

México • Debido a su crisis interna y a su insistencia de ir junto con el PAN en entidades donde tiene baja presencia electoral, el PRD ha tenido que avanzar en un tortuoso camino para poder concretar seis alianzas de cara a los 14 procesos electorales de este año.

En este intento ha tenido que sortear la decisión del Tribunal Electoral, que echó abajo las coaliciones con Acción Nacional en Veracruz y Quintana Roo, y la desobediencia del PRD en Chihuahua, que busca aliarse con el PRI.

También el descontento en Oaxaca, que culminó con una asamblea estatal disuelta a balazos, e incluso la migración de algunos líderes perredistas al PT en Puebla.

Aunado a esto, cada proceso estatal donde se buscó una alianza con Acción Nacional ha tendido que enfrentar la discusión entre las corrientes internas que consideran que ese partido no comparte su proyecto de nación.

En el caso de Zacatecas, el PRD logró revertir la decisión de las autoridades electorales y mantuvo su alianza, en tanto que en Coahuila la Comisión Política Nacional no ratificó a tiempo la decisión del comité estatal y en Durango los panistas prefirieron unirse al Partido del Trabajo.

No obstante, la dirigencia nacional considera que éste no será un punto de quiebra del PRD y resalta que, a diferencia de otras elecciones, en ésta “ya nos cayó el veinte” de que se necesita llegar fortalecido a la elección intermedia de 2015.

El secretario general perredista, Alejandro Sánchez Camacho, aseguró en entrevista que se trató de “un proceso verdaderamente complicado. Una vertiente es la dificultad interna como partido y otro el trato político de construcción de acuerdos de integración de las candidaturas con el Partido Acción Nacional”.

Explicó que en el PRD se enfrentaron complicaciones extras, como el cumplir primero con las cuotas de género al interior del partido y después hacerlo con la alianza.

"También en el reconocimiento de la presencia territorial correspondiente a cada partido, pero ya finalmente el punto central es cómo ir en una política de alianzas con una posición de otro partido que no coincide con nosotros", explicó.

Sánchez Camacho recordó que fueron los consejos estatales del PRD quienes tomaron la decisión de aliarse y ello significa que aceptaron que el número de candidaturas se iba a reducir de manera significativa.

"Si tenían 20 presidencias municipales, las tenías que compartir con Acción Nacional, no todas las tenía que posponer el PRD. Eso entonces significa que los liderazgos en el estado correspondiente tenían un margen más estrecho para el PRD, pero tenemos confianza en que no es el quiebre del PRD en los estados, vamos a salir bien".

Sin embargo, destacó lo sucedido en Puebla, "un estado donde incluso algunas de nuestras cartas importantes, de liderazgos, decidieron irse a candidaturas del PT porque no se sintieron incluidos en el convenio de coalición o porque no estaban de acuerdo".

Al hablar de la importancia de las alianzas, destacó el caso de Veracruz, uno de los tres estados en que se elige el mayor número de presidencias municipales de los 14 que tendrán elecciones.

"Se están eligiendo más de 210 presidencias municipales, de tal manera que es un símbolo de fuerza política... además una alianza en Veracruz era un golpe mortal para el PRI, por eso evidentemente la echaron hacia atrás."

En tanto, dijo, Quintana Roo "es un estado que significa políticamente demasiado para el PRI".

—¿Valió la pena el vía crucis?

—Todos los esfuerzos políticos, los obstáculos, los tropiezos que debes sortear siempre, finalmente, valen la pena. Aquí el elemento de dificultad de concepción política es cómo ir en una alianza con otro partido donde no compartes proyecto de nación, ese es el tema fundamentalmente.

Claves

Descontento

- De las 14 elecciones locales, PAN y PRD competirán en coaliciones totales o parciales en seis. Baja California es la única donde se elegirá gobernador.

- En Oaxaca el descontento por el reparto de candidaturas terminó con balazos; en Puebla los aspirantes descontentos migran al PT. En Aguascalientes no apoyan a los candidatos de la coalición.

- Sinaloa: continúa el descontento interno por el reparto de candidaturas. En Zacatecas permanece la alianza con el PAN. En Veracruz y Quintana Roo el tribunal electoral echó para atrás las alianzas.

 

DANIEL VENEGAS