14 de marzo de 2013 / 02:03 a.m.

En su comparecencia ante comisiones Unidas de Agricultura y Sistemas de Riego y de Desarrollo Rural de legisladores crítico el modelo económico de los gobiernos del PAN “porque a todas luces fue insuficiente”.

 

Ciudad de México • El secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Enrique Martínez y Martínez, descalificó los programas sociales impulsados en los últimos 10 años, al asegurar que solo fueron asistencialistas y privilegiaron la ineficiencia.

Además, aseguró que la delincuencia, es sin duda un inhibidor de la producción agroalimentaria, y comentó que “hay productores que pueden producir más y que no lo hacen por los riesgos que se vive en el campo, tanto en ranchos ganaderos del norte, del centro y del bajío”.

Al comparecer ante las Comisiones Unidas de Agricultura y Sistemas de Riego y de Desarrollo Rural de Cámara de Diputados, crítico el modelo económico de los gobiernos panistas “porque a todas luces fue insuficiente”.

Reveló que en ese periodo el Producto Interno Bruto nacional creció 1.9 por ciento “a todas luces insuficiente para un crecimiento de la población mayor y para una demanda de un millón de mexicanos que cada año anhelan incorporarse”, dijo.

Y agregó “es un crecimiento también o un desarrollo o un modelo que ha privilegiado la improductividad, paradójicamente los estímulos que hay se dan a quienes tienen mayor problema en pobreza e inseguridad. Si ustedes analizan los programas que tenemos son más asistenciales, son más de privilegiar la ineficiencia”.

Respecto al brote de gripe aviar en granjas de Guanajuato y Jalisco, aseguró que está controlado y no representa riesgo para el sector avícola o la producción de huevo.

Martínez y Martínez informó que hasta este momento se han sacrificado cuatro millones de aves infectadas, de las cuales 2.2 millones eran pollos de engorda y un millón gallinas de postura de huevo comercial.

Comentó que durante el brote de gripe aviar que se registró el año pasado sí existió un “flagelo” importante en el sector avícola, ya que se sacrificaron 23 millones de aves.

En su presentación definió al campo nacional como “bipolar”, toda vez que “tenemos productores de clase mundial y otros que están desproveídos de cualquier situación de competitividad”.

Además, manifestó que las reglas de operación son un obstáculo para los campesinos, por ello, aceptó la invitación de diputados para “buscar un medio que permita evitar corrupción, dar transparencia y efectividad en la utilización de los recursos”.

ISRAEL NAVARRO Y FERNANDO DAMIÁN