8 de marzo de 2013 / 11:37 p.m.

El presidente nacional del PRI indicó que Andrés Granier, como cualquier otro mexicano, tiene derecho a ser escuchado.

 Ciudad de México • El presidente nacional del PRI, César Camacho Quiroz, aseguró que Andrés Granier, ex gobernador de Tabasco, como cualquier mexicano tiene el derecho a ser escuchado y afirmó que de una investigación sólida y apegada a la ley resultarán las responsabilidades que se logren acreditar.

"Es parte de las reglas del llamado debido proceso legal. Entonces él, como cualquiera, insisto, sujeto a una investigación, lo podrá hacer, y los argumentos, así como los documentos o cualquier prueba que presente, será valorada en sus términos", afirmó.

Tras respaldar el dicho del presidente Enrique Peña Nieto de que en México no hay intereses intocables, dijo que va en serio y nada tiene que ver en las investigaciones la militancia ni ninguna consideración que guarde la gente sujeta a investigación.

En entrevista luego de la conmemoración por el Día Internacional de la Mujer en el PRI nacional, el líder priista descartó una "cacería de brujas" en las investigaciones que se llevan a cabo en torno al presunto desvío de recursos en Tabasco, porque en un Estado de derecho no hay cabida para ello.

Camacho Quiroz confió que en la investigación el ex gobernador dé la cara cuando las autoridades lo requieran y recordó que el caso está a cargo de la Procuraduría General de la República y posteriormente de un juez. "Nosotros confiamos en el sistema judicial mexicano".

Respecto al anuncio del gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, de separarse del cargo por problemas de salud, Camacho Quiroz descartó ingobernabilidad en la entidad, pues "cuando las personas pudiéramos fallar o faltar las instituciones siempre prevén el mecanismo para que no haya asunto público sin atender".

NOTIMEX