16 de septiembre de 2013 / 03:21 p.m.

México • El presidente nacional del PAN, Gustavo Enrique Madero, advirtió que no existe ningún compromiso de su partido para defender o acompañar la reforma hacendaria del Ejecutivo federal con el argumento de que entre más analiza dicho proyecto, más dudas e inquietudes le deja al blanquiazul.

Madero sostuvo, además, que el proyecto fiscal es responsabilidad exclusiva del presidente Enrique Peña Nieto, pues jamás fue consultada y menos aún avalada por los partidos integrantes del Pacto por México.

"No hay debate, no existe ese debate, nunca fue consultada en el Pacto; así se estableció desde el principio, que esta es una responsabilidad absoluta del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y que la defensa les corresponde a ellos", puntualizó.

Entrevistado anoche en el marco de la verbena organizada por Acción Nacional en el Ángel de la Independencia, Madero desmarcó así a su partido de la propuesta presidencial: "No hay ningún compromiso del Partido Acción Nacional de defender o acompañar ninguna parte de esta reforma".

Aclaró que el PAN está a favor de los programas sociales vinculados a la reforma hacendaria, como la Pensión Universal para Adultos Mayores y el Seguro de desempleo, pero no el origen de los ingresos para financiarlos, porque eso lo decidió unilateralmente el Ejecutivo.

Por lo demás, el dirigente de Acción Nacional expresó las reservas de su partido respecto al paquete de propuestas fiscales de Peña Nieto. "Es una reforma que cada vez que se analiza más, deja más dudas e inquietudes, que soluciones o respuestas. Por eso estamos haciendo un análisis con fundamento en los diputados, los senadores, para ver el impacto que tiene en las familias, en la educación, en el trabajo, en el empleo, en el crecimiento económico y en la competitividad", dijo.

Gustavo Enrique Madero reafirmó que el PAN estará siempre a favor de cualquier medida responsable, "pero aquí estamos advirtiendo que existen algunos contenidos que son salidas falsas y en eso estaremos".

La bancada panista en el Senado metió una nueva condición a la discusión de la reforma hacendaria, al exigir que antes se apruebe la Comisión Nacional Anticorrupción, para garantizar la transparencia en el ejercicio de los recursos adicionales con que contará el Ejecutivo.

FERNANDO DAMIÁN Y ANGÉLICA MERCADO