10 de julio de 2013 / 06:57 p.m.

Ciudad de México • El abogado de Andrés Granier, Eduardo Luengo Creel, aseguró que está descartado solicitar el arraigo domiciliario para su cliente, pues tiene que regresar a Villahermosa, Tabasco, una vez que mejore su estado de salud.

Respecto al posible traslado del ex mandatario, el abogado advirtió de que el químico ha estado mal de salud: “Ha tenido la presión alta, ha tenido arritmia”, dijo en entrevista afuera del Reclusorio Oriente.

Por ello, advirtió que el llevar a Andrés Granier de la Ciudad de México a Tabasco es una decisión de las autoridades, pero que podría afectar la salud de su cliente si se hace de manera precipitada.

"Es una decisión de la autoridad, la que tiene que tomar la responsabilidad, porque si en el trayecto sufre un infarto tendría que ser atendido", señaló.

REDACCIÓN