11 de enero de 2015 / 04:40 a.m.

Houston. — Las autoridades descartaron que se trate de una crisis de rehenes un incidente ocurrido el sábado en un hospital en Texas que involucró al perturbado padre de un paciente.

Adrián García, sheriff de Houston, ofreció una rueda de prensa en la que explicó que el sospechoso se encerró en una habitación del hospital con su familiar para evitar que lo desconectaran; esta situación, de acuerdo a las leyes locales, se considera de oficio como situación de rehenes por lo que de inmediato se desplegó una situación de seguridad en la que no fue necesario desalojar el inmueble.

Minutos después descartaron que fuera una situación de rehenes y enviaron a un negociador a la habitación donde se encontraba el hombre. La situación se controló pasadas las 10 de la noche. 

Antes de esta información, la policía del condado Harris había señalado que el hombre era el padre de un paciente y que al menos dos personas estaban retenidas en el Centro Médico Regional Tomball.

Un supervisor del centro de atención de emergencias del condado dijo que la situación se estaba desarrollando en la unidad de cuidados intensivos y que inició alrededor de las 7 de la tarde.

Las autoridades todavía desconocen si el individuo está armado.

El hospital se encuentra en un terreno de 60.7 hectáreas (150 acres), aproximadamente 48 kilómetros (30 millas) al noroeste de Houston.

FOTO: AP

TELEDIARIO DIGITAL / AP