5 de abril de 2013 / 11:19 p.m.

Los presidentes de la Cámara de Diputados y del Senado, Francisco Arroyo y Ernesto Cordero, coincidieron en su apreciación, pese al frustrado atentado contra los hermanos Monreal.

 

Ciudad de México • El presidente de la Cámara de Diputados, Francisco Arroyo, descartó que en esa cámara se vaya a reforzar la seguridad, tras la intención de atentar contra el diputado Ricardo Monreal.

Entrevistado en el Senado, donde clausuró los trabajos del IV Foro Interparlamentario del G-20, Arroyo dijo que se aplicarán protocolos para que la gente siga acudiendo a sus diputados.

"No queremos cerrar la Cámara de Diputados para que no pierda su esencia, sino que siga siendo la casa del pueblo”.

Resaltó que ahora queda claro que el Cisen realiza inteligencia y sirve para lo que debe de servir, “para alertar al gobierno de posibles eventos que puedan alterar la paz”.

A su vez, Ernesto Cordero dijo que van analizar qué sucedió y pedirán la información necesaria, para no tomar decisiones antes.

Refirió que no ha hablado con el senador David Monreal, pero en el caso del Senado no se reforzará la seguridad, porque lo relevante no es proteger a un legislador, sino trabajar por la seguridad de todos los mexicanos.

ANGÉLICA MERCADO